Lo último

Otros titulares

Navigation

Oportunidades comerciales en Marruecos


Marruecos se muestra como una economía emergente para la instalación de empresas extranjeras, debido que los gastos de personal son inferiores, puede obtenerse un mejor aprovisionamiento de determinadas materia primas, existen importantes exenciones fiscales y el buen sistema de infraestructuras permite la posibilidad de fabricar en el país y suministrar productos a España, Francia o Portugal en escasamente 24 ó 48 horas. En consecuencia, se está convirtiendo en una buena plataforma de inversión con vistas al mercado subsahariano, debido a su proximidad geográfica y su mayor cercanía cultural e incluso política, pero, al mismo tiempo, a su nivel muy superior de desarrollo.

Primer exportador mundial de fosfatos y sus derivados, el país ha logrado en los últimos años un crecimiento sostenido gracias a las numerosas reformas estructurales puestas en marcha por el Gobierno, en especial las destinadas a la mejora del clima de negocios.

Barreras Comerciales

El mercado marroquí presenta importantes oportunidades, pero se trata de un país con un alto coste de entrada y aprendizaje, donde es necesario conocer sus barreras arancelarias y no arancelarias. De ahí la importancia de contar con asesoramiento especializado en todo momento y definir estrategias a medio plazo, evitando los estereotipos y los atajos.

Marruecos está relativamente abierto a los intercambios con el exterior y actualmente a cerrado importantes tratados de libre comercio, pero aún mantiene múltiples barreras y sobre todo no arancelarias. Entre las principales barreras (es imposible enumerar aquí todas ellas), se encuentran las restricciones cuantitativas, que limitan las importaciones al 45% en compras públicas y establecen también límites para determinados productos. 

Existen además medidas de efecto equivalente a los aranceles, como la aplicación de una tasa parafiscal del 0,25% establecida para la financiación gubernamental de las actividades de promoción comercial y la inspección de importaciones, o la aplicación de una tasa sobre las importaciones de madera.

Marruecos aplica asimismo precios de referencia como práctica generalizada en la valoración en aduanas. Por su parte, la protección de la propiedad intelectual y la lucha contra la piratería son francamente débiles.

Oportunidades Comerciales

Textil

Las ventajas comparativas en costes y la proximidad a los mercados europeos favorecieron en su momento la deslocalización del sector textil en Marruecos. Hoy día ha adquirido una gran importancia y mantiene una fuerte demanda de equipamientos e insumos, que todavía presenta potenciales ganancias de valor añadido.

El desarrollo del mercado interno y, en especial, los cambios en los gustos de los consumidores y la aparición de grandes centros comerciales han puesto a Marruecos en el punto de mira de las franquicias de moda internacionales.

Automoción

La aparición de zonas francas especializadas y el apoyo a la inversión y a la formación han convertido a Tánger en destino privilegiado de la deslocalización de la industria del automóvil y sus componentes. La inauguración de la nueva fábrica de Renault en la ciudad en 2012, que espera alcanzar una producción de 400.000 vehículos en 2014, ha provocado un efecto de arrastre sobre las empresas auxiliares españolas que han aumentado espectacularmente sus exportaciones de componentes a Marruecos.

Insfraestructuras

Las licitaciones de obra pública están especialmente activas en materia de energías renovables (planes de inversión pública en solar y eólica hasta 2.000 megavatios en 2020; con volúmenes aproximados de inversión de 9.000 y 3.500 millones de dólares, respectivamente) y más ralentizadas en tratamiento de aguas, pese a que están previstos unos 2.500 millones de euros en planes de inversión.

También destacan las oportunidades ligadas a la modernización de las infraestructuras ferroviarias, con la construcción de la línea de TGV entre Tánger y Casablanca, y la reforma de las estaciones como inversiones prioritarias.

Agricultura y Agroindustria

Beneficiarios de los incentivos específicos del Plan Marruecos Verde y del Plan Emergence, respectivamente, estos sectores demandan sobre todo bienes de equipo: sistemas de riego, maquinaria agrícola, frío industrial, equipamientos para almazaras, maquinaria de envase y embalaje, etc.

Logística y Transporte

La aparición de nuevos flujos de mercancías como consecuencia de la deslocalización industrial y los planes gubernamentales para reestructurar y terminar de liberalizar el sector (que incluyen la creación de una Red Nacional Integrada de Plataformas Logísticas Multi-Flujo) están motivando la aparición de oportunidades de negocio para nuevos y más modernos proveedores de servicios logísticos y proveedores de maquinaria, equipamientos o consultoría.

Aeronáutico

Dentro del Plan Emergence, el Gobierno marroquí reserva un lugar importante al sector aeronáutico y aeroespacial, impulsando el establecimiento de empresas del sector. El sector cuenta actualmente con más de 60 empresas instaladas en el país (casi el 70% con menos de cinco años de existencia), destacando entre ellas la canadiense Bombardier.

Banca y seguros

Marruecos cuenta con un sistema financiero relativamente desarrollado, con capacidad de crecimiento y una rentabilidad relativamente alta, y mínimamente afectado por la crisis financiera.

Comentarios:

0 comments: