Lo último

Otros titulares

Navigation

Tipos de exportación


En el contexto del comercio internacional y bajo la perspectiva de iniciar un proyecto de exportación es importante conocer las formas en que es posible trasladar la mercadería desde el mercado de origen hacia el mercado meta. Lo anterior no está pensado tanto en el sentido del formato de embarque, específicamente relacionado a la forma de empaque de la mercancía, sino más bien teniendo en cuenta los regímenes más conocidos a nivel internacional para llevar a cabo la transacción, es decir las condiciones bajo las cuales se realizará el negocio y partir de lo cual se aplicarán procesos y aranceles en la aduana.

Para definir de forma oportuna los tipos de exportación es oportuno tener dos factores clave que afectarán el negocio, estos son temporalidad y representatividad, que para efectos de la actividad comercial internacional tendrían las siguientes connotaciones:

Temporalidad: referido al lapso de tiempo en que la mercadería estará en el mercado meta, y a partir de lo cual estará afecta a regulaciones especiales de aduana.

Representatividad: referido a intervención de terceras personas en el desarrollo y ejecución del negocio, a partir de lo cual existirán condiciones específicas con respecto al manejo de ganancias.


Teniendo en cuenta los elementos anteriores es necesario a enunciar los principales y más generales tipos de exportación, que son los siguientes:

Exportación Temporal: cuando la mercadería se envía a un mercado internacional bajo condiciones aduaneras en las que se considera que permanecerá por un tiempo y objetivo específico, luego de lo cual retornará al mercado donde ha sido nacionalizada. Un ejemplo podría ser el envío de maquinaria ultra pesada al extranjero para su mantenimiento cuando no se cuenta con las condiciones para dicha tarea en el país de origen.

Exportación Definitiva: cuando la mercancía es enviada a un mercado internacional con la plena intención de ser consumida en el exterior, motivo por el cual sale del país de origen de forma definitiva y sin intención de retorno, salvo en casos en que el exportador incumpla con las condiciones del contrato de compra venta y el envío sea devuelto por el comprador.

Exportación Directa: cuando el desarrollo del negocio es desarrollado y ejecutado por la empresa productora de los productos, reduciendo o eliminando por completo la existencia de intermediarios, y asumiendo también todos los riesgos que conlleva todo envío internacional. Cabe mencionar que este tipo de exportación es más conveniente para empresas con mayor experiencia y recursos humanos.

Exportación Indirecta: cuando la empresa productora de los bienes o servicios opta por contratar los servicios de un agente especializado en comercio internacional (trader) quien se encarga de la captación de clientes, y el proceso de exportación debido al conocimiento que tiene en el sector. Este tipo de exportación es recomendable para empresas novatas en el sector y las que buscan reducir los riesgos de la internacionalización.

Cabe mencionar que además de los tipos de exportación mencionados anteriormente existen otros “tipos de exportación” bajo condiciones especiales, las cuales se derivan de las anteriores pero que cuentan con características específicas debido a que están afectas situaciones particulares de los diversos segmentos del mercado; por esta razón los tipos de exportación presentados en el presente crónica se podrían considerar como generales.

Comentarios:

0 comments: