Lo último

Otros titulares

Navigation

Estonia el pequeño grande del este de Europa


Estonia es un país relativamente pequeño, tanto por su extensión como por su población (1,34 millones de habitantes), que en 1992 logro su independencia de la Unión Soviética; y en el 2004, es miembro de la Unión Europea y desde el 2011 adoptó el euro como moneda nacional.

Situación Económica

La economía de Estonia es abierta y estable, en la cual se garantiza igualdad de oportunidades al capital y a las compañías domésticas y foráneas. Estonia ha tenido mucho éxito en su integración en la Unión Europea, logrando una evolución económica y financiera estable. Una política rigurosa en el control del gasto público y unos criterios de austeridad bien asentados han permitido que el Gobierno pueda presentar un déficit fiscal ajustado a los criterios que impone el Tratado de Maastricht. En cuanto al crecimiento económico, las previsiones oficiales apuntan que el PBI crecerá un 2.3% este año, y para 2012 se espera un incremento de 3.2%.
Desde su incorporación a la Unión Europea en 2004, Estonia cuenta con una moderna economía de mercado y uno de los mayores niveles de ingresos per cápita en Europa Central y la región del Báltico.
La balanza comercial está arrojando un elevado superávit, especialmente por la fortaleza de la vertiente exportadora, lo cual representa un importante soporte para el crecimiento económico que se tiene proyectado y que el Gobierno se esfuerza para que sea estable en el tiempo.

Ambiente de Negocios y Comercio Exterior

Estonia trata de convertirse en un importante centro de servicios financieros en el norte de Europa. Además de poseer un atractivo sector bancario, donde ya predominan los bancos extranjeros, Estonia tiene una posición geográfica conveniente para la administración de acciones y otros servicios financieros.
A los estonios les gusta la planificación, por lo que se debe organizar la agenda de viaje con anticipación, al menos con un mes, si se trata de la primera visita. Unos días antes conviene reconfirmar la cita. 
Estonia se encuentra en el 22º puesto del "Doing Business" de los 189 que conforman este ranking, que clasifica los países según la facilidad que ofrecen para hacer negocios. En el último año Estonia ha caído 1 puesto en este ranking, lo que indica las reformas políticas que aún vive el país.

“Las barreras culturales son fácilmente superables acudiendo al idioma inglés como medio de comunicación con las contrapartes estonias”.

Respecto al comercio transfronterizo, el procedimiento de exportación en Estonia tiene un con un costo aproximado de USD 765 por contenedor; y un tiempo de 6 días, conformado por los siguientes puntos: preparación de documentos (3 días); autorización de aduana y control técnico (1 días); puertos y manejo terminal (1 días); transporte interior y manejo (1 días). 

Por otra parte, el procedimiento de importación tiene un costo aproximado de USD 1,070 por contenedor; y un tiempo de 5 días, conformado por los siguientes puntos: preparación de documentos (3 días); autorización de aduana y control técnico (1 días); puertos y manejo terminal (1 días); transporte interior y manejo (1 días).

Accseso al Mercado

El mercado estonio se caracteriza por su tamaño reducido y por su poder adquisitivo relativamente bajo en comparación con la capacidad adquisitiva medio de los principales mercados europeos. Por otra parte, el consumidor medio estonio cuenta con un poder adquisitivo medio-bajo en comparación con la referencia media de la Unión Europea. Su conocimiento de la oferta no nórdica es llamativamente reducido. Sin embargo, sí puede observarse un cambio de hábitos de consumo de carácter muy gradual que está comenzando a consolidarse como tendencia. El consumidor tipo de alto poder adquisitivo en Estonia es un hombre entre 33 y 45 años de edad; se trata de un profesional liberal sin hijos ni pareja estable que trabaja en el sector TIC y reside en el área metropolitana de Tallin. Sus ingresos son altos en relación a la media nacional, aunque no en comparación con la media europea.
Estonia es conocido por ser modelo y líder mundial de políticas innovadoras de desarrollo del gobierno y comercio electrónico.
Razón por cual, el crecimiento de las compras de productos a través de Internet por parte de los consumidores estonios es un hecho consolidado que se ha producido a lo largo de los últimos años y que presenta una oportunidad de acceso al consumidor estonio.

La actividad de distribución se concentra en Tallín. La mayor actividad económica está concentrada en el tercio norte del país. El resto del país no cuenta con buenas infraestructuras a nivel de vías de comunicación y distribución. La penetración en el mercado estonio es un reto bastante difícil. Los principales criterios seguidos en la selección de sus proveedores son fundamentalmente calidad, precio y país de origen. 

Las industrias alimentaria, de procesamiento de la madera, química, ingeniería electrónica y transporte son las más destacables del país. La electrónica, industria con larga tradición, es una de las de mayor crecimiento

Aunque la distribución se va viendo dominada por grandes centros comerciales que han ido desplazando al pequeño comercio, el consejero comercial indica que “la distribución tradicional estonia cuenta con la región de Tallin como base principal y lugar de concentración fundamental de su actividad y clientela. 

Desde este último punto de vista, las empresas que contemplen invertir en Estonia deberían considerar la posibilidad de buscar apoyo financiero a través de la Estonian Investment and Trade Agency (EITA) e incentivos a la actividad proporcionados por las instancias locales de gobierno.

Comentarios:

0 comments: