Lo último

Otros titulares

Navigation

Francia, un mercado maduro pero atractivo


Pese a la madurez del mercado, Francia sigue siendo un mercado atractivo para establecer relaciones comerciales y desarrollar negocios, sin perder de vista que es una excelente plataforma para mirar hacia otros mercados, tanto europeos como africanos.

Una economía desarrollada

Con 65,7 millones de habitantes y una tasa de natalidad alta y dinámica, es una economía potente: la segunda europea, tras Alemania, y la quinta mundial. En 2013, su PIB en el año 2012 alcanzo US$ 2,737 miles de millones. Además, mantiene una estabilidad de crecimiento económico pese a la crisis que vive la unión europea en los últimos años. El ritmo era menor antes de la crisis, pero el país se recupera con más fuerza y resiste mejor a la desaceleración económica que se vive en Europa. 

A pesar de tener la estructura típica de los países desarrollados (servicios: 79%, agricultura: 2%, industria: 19%), su industria es potente, gracias a las políticas estables y la inversión del gobierno y la protección de las empresas para que sean fuertes y de dimensiones internacionales. Francia destaca en agroalimentación, energía, energía nuclear, automóvil, ferrocarril, aeronáutica, material eléctrico, farmacia, cosmética, industria del lujo, etc.

Características del mercado

Francia es un país estable y un mercado con proyección. Si bien es cierto que es muy reglamentista, cuenta con una legislación laboral muy garantista y proteccionista y los costos son más elevados que en algunos países de Europa; presenta unas ventajas nada desdeñables: los tipos de interés son uno de los más bajos en Europa, no existe la figura de la paga extra. Además, la tasa de morosidad es muy baja, ya que se respetan los plazos de pago, estipulados por ley a 30 días de la fecha de emisión de la factura. Por otra parte, aunque los costos son elevados, los precios de venta al público también son más altos.

Oportunidades en el mercado francés

Los consumidores franceses están muy bien informados sobre la oferta variada originaria del país y del exterior. La logística del transporte es aprovechada por los proveedores vecinos que sacan ventaja competitiva de esta situación. 

Por otra parte, la estructura del gasto de los consumidores franceses ha cambiado drásticamente en los últimos años. Vivienda sigue siendo el principal segmento de asignación de gasto, representando el 23.5% del gasto. Junto a los segmentos alimentos/ bebidas no alcohólicas y transporte, el sector vivienda representa más de la mitad del gasto de consumo y es una de las categorías con una fuerte tasa de crecimiento.

Organización y burocracia

Tenemos que tener muy claro sobre lo que desarrollaremos en el mercado francés y determinar qué vamos a aportar a escala local. Porque exportar es relativamente sencillo, pero es importante dar servicio desde el territorio francés. Para ello hay que convertirse en una empresa francesa y tener personal instalado en el país. 

Para implantarse bien en Francia y obtener frutos y rendimientos son necesarios dos años, por lo que hay que rehuir de las prisas. Incluso pueden pasar de tres a cuatro años con pérdidas importantes antes de obtener beneficios. Dado que la inversión es costosa en tiempo y dinero, a menudo no es posible hacerla solos y es necesario buscar un socio local. Puede parecer obvio, pero la confianza en el proyecto y el equipo también es primordial.

Importancia de los aspectos culturales

Es importante invertir mucho tiempo en la formación en los aspectos culturales. En Francia, las relaciones son muy formales; la comunicación es muy protocolaria y se lleva a cabo más por escrito que oralmente. Además, estas se basan en la confianza, y hay que ganarse por igual a los clientes, los proveedores y los trabajadores.

Existen prejuicios respecto a las empresas españolas y su manera de actuar, frente a la «seriedad» de otros países europeos como Alemania, por ejemplo. Por ello, contar con un equipo directivo francés que transmita confianza por cuestiones culturales e idiomáticas es necesario. Tanto el servicio de atención al cliente como el servicio post-venta también deben ser locales, ya que los clientes son muy exigentes y no admiten fallos.

Para entrar en el mercado francés con buen pie y posibilidades de éxito comercial es muy importante tener en cuenta los rasgos característicos que definen el tipo de mercado en el que tratamos de abrirnos camino y las implicaciones que las características de este mercado tienen en la presentación de nuestra oferta.

Comentarios:

0 comments: