Lo último

Otros titulares

Navigation

Filipinas se presenta como un país atractivo en el Sudeste Asiático


Filipinas ha comenzado un proceso avanzado de liberalización del comercio exterior eliminando restricciones cuantitativas, reduciendo aranceles y simplificando las certificaciones de importación y el régimen de licencias previas, aún ha de abrir más su mercado a la presencia de empresas extranjeras, pasando de verlas como una amenaza, a una oportunidad para modernizar su economía.

Igualmente, el nivel medio de derechos arancelarios no es excesivamente alto, salvo para algunos productos agroalimentarios (entre el 40 y el 65%) tienen otras trabas como los certificados de importación o el régimen de licencias previas, limitado a bienes relacionados con la salud y la seguridad.

La importación de productos agrícolas ahora se permite sujeta a los requisitos de cuarentena y para productos para el consumo humano directo se necesita una licencia para operar y un Certificado de Registro del producto de la Oficina de Alimentos y Drogas (Food and Drug Administration). 

Asimismo, Todos los productos deben tener etiquetas en inglés o filipino con la siguiente información: marca, marca o nombre comercial: composición física o química (en su caso); longitud métrica; contenido neto o el peso; país de fabricación; nombre y la dirección del fabricante o reempacador; y nombre y dirección del importador o distribuidor.

Comercio

Tradicionalmente Filipinas ha registrado una balanza comercial deficitaria en el comercio con el mundo. Sin embargo, hay una tendencia a la reducción de este déficit a causa del aumento de las exportaciones sobre las importaciones. Se espera que el comercio para el 2015 acelere.

En el 2013 las exportaciones totalizaron US$ 53,978 millones, creciendo 4% respecto a las ventas externas del 2012. Los principales capítulos exportados fueron máquinas, aparatos y material eléctrico, y sus partes (cap. 85), con US$ 20,299 millones; máquinas, reactores nucleares, calderas, aparatos y artefactos mecánicos (cap. 84), con US$ 6,678 millones; madera, carbón vegetal y sus manufacturas (cap. 44), con US$ 3,210 millones; minerales, escorias y cenizas (cap. 26), con US$ 2,341 millones; y productos químicos inorgánicos; y combustibles minerales, aceites minerales y derivados (cap. 27), con USD 2,127 millones. 

Durante este periodo, Japón fue el principal país destino de las exportaciones filipinas, con 21% del total, lo que equivale a US$ 11,423 millones. Le siguieron, Estados Unidos, con US$ 7,832 millones; China, con US$ 6,583 millones; Hong Kong, con US$ 4,418 millones; y Singapur, con US$ 4,014 millones.


Por otro lado, las importaciones realizadas en el 2013 por Filipinas totalizaron US$ 65,097 millones, cayendo 0.4% respecto a las compras internacionales realizadas en el 2012 cuando sumaron US$ 65,350 millones.

En este periodo, máquinas, aparatos y material eléctrico, y sus partes (cap. 85) fue el capítulo más importado, con US$ 15,017 millones. Le siguieron, Combustibles minerales, aceites minerales y derivados (cap. 27), con US$ 13,587 millones; máquinas, reactores nucleares, calderas, aparatos y artefactos mecánicos (cap. 84), con US$ 6,602 millones; vehículos automóviles, tractores, ciclos, demás vehículos terrestres, y sus partes (cap. 87), con US$ 3,624 millones; y navegación aérea o espacial (cap. 88), con US$ 2,489 millones.

Además, China fue el principal proveedor de las importaciones filipinas durante este periodo, con US$ 8,554 millones, lo que equivale a un 13% del total de compras internacionales realizadas en el 2013. Le siguieron, Estados Unidos, con US$ 7,082 millones; Japón, con US$ 5,587 millones; Taiwán, con US$ 5,121 millones; y Corea del Sur, con US$ 5,026 millones.

Distribución

Para el desarrollo de la distribución del producto es aconsejable que todos los exportadores que deseen establecer relaciones comerciales con importadores/ distribuidores locales (Filipinas), así como con las diversas asociaciones del sector, las cuales pueden servir de ayuda en los primeros momentos de la implantación en el país.

Los distribuidores locales pueden ser, sin embargo, de gran utilidad a todos los productores tanto grandes como pequeños, ya que funcionando como agentes comisionistas o intermediarios se les puede hacer pedidos “ad-hoc” para servir necesidades puntuales de producción.

Agentes y distribuidores locales generalmente exigen que las relaciones comerciales con los fabricantes extranjeros sean de forma exclusiva. Los Agentes locales prefieren trabajar bajo comisión con el comprador/usuario final del equipo siendo también el importador directo. Las comisiones de venta se remiten separadamente y directamente al agente cuando se finaliza la transacción comercial.

Oportunidades

Filipinas se presenta como un país atractivo, porque además de tener una buena situación macroeconómica tiene grandes perspectivas de crecimiento. Entre las oportunidades de negocio que ofrece este país, está el lanzamiento de infraestructuras bajo la modalidad de la colaboración público-privada, agua, energía, el turismo, un sector con mucho potencial lastrado por la ausencia de esas infraestructuras, así como la necesidad que tienen los filipinos de importar equipos de telecomunicaciones y maquinaria electrónica, petróleo, materiales y accesorios para la fabricación energética. En la última década se ha intensificado de forma sustancial el componente tecnológico de las importaciones filipinas.

De la misma forma, Filipinas, con sus 92 millones de habitantes, presenta grandes oportunidades para las pymes latinoamericanas, el sector alimentos tiene el potencial más alto entre los productos exportables de nuestra región hacia este mercado, por lo cual se sugiere exportar alimentos listos para comer o los alimentos gourmet. Los segmentos que están creciendo rápidamente como consecuencia del cambio de estilo de vida de los consumidores.

No obstante, y aunque muchas son las oportunidades de negocio que se abren en este país del Sureste asiático, el sector alimentos presenta grande oportunidades, tenemos harinas, cítricos, nueces y pasas; asimismo, en productos pesqueros en conserva y fileteados (sardinas, camarones, langostinos, pulpo, salmón, entre otros); y en la línea de productos textiles, dentro de los productos en aumento y participación importante en importaciones de Filipinas, tenemos camisas, pantalones de algodón y tejidos.

Articulo extraído de la revista InMarket Nº 007.

Uso de los artículos. Los materiales publicados pueden ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma requiere permiso previo por escrito de la institución y autor. (Revista InMarket, Diario del Exportador, Lima, Perú).

Comentarios:

0 comments: