Lo último

Otros titulares

Navigation

Certificación Halal clave para la exportación


Si usted, es de los empresarios que dedican parte de su tiempo a observar nuevos mercados para insertar sus productos, y así diversificar sus riesgos y maximizar sus ganancias, a continuación le presento pautas a tener en cuenta para incursionar en el mercado Halal.

Contacto comercial

Es clave para los empresarios que quieran exportar a los mercados Halal, acudir a las ferias de alimentos que se realizan en el mundo árabe y participar de las misiones comerciales. Esos viajes permiten conocer el mercado, las costumbres, los hábitos de consumo del mercado al que se quiere acceder. 

Además, la presencia de una empresa en las ferias y mercados genera credibilidad y confianza por parte de los eventuales clientes, aun cuando las condiciones para el intercambio no sean óptimas. Tal es el caso de Gulfood, feria que de bianual pasó a anual.

Acceso al mercado

Destacó la importancia comercial que Emiratos Árabes Unidos, especialmente Dubái (como Malasia lo es para Asia), ha tenido en los últimos tiempos al convertirse en puerta de entrada al mercado de a los 22 países árabes del Medio Oriente y Norte de África, con sus 600 millones de consumidores. Desde allí, también puede accederse a mercados musulmanes más lejanos, como los del Sudeste Asiático. En este sentido, la ubicación geográfica de Dubái hace que en no más de 8 horas de vuelo, cualquier empresario del mundo islámico pueda estar allí para hacer negocios.

Etiquetado, empaque y embalaje

Todos los productos “Halal” deben ser empacados. Los materiales de empaquetamiento deberán ser “Halal” también. Asimismo, el proceso de empaque se realizará en un lugar limpio e higiénico y dentro de las condiciones sanitarias adecuadas; y cada contenedor deberá tener en forma legible la marca o la etiqueta de los alimentos “Halal”.

Cómo certificarse

No hay un estándar mundial de Halal; surgen Instituciones Halal en todos los países. Si desea que su producto se certifique Halal, siga los siguientes pasos:

El primer paso es identificar los organismos de certificación que serán más relevantes para los consumidores musulmanes al que se dirige.

Luego, debe ponerse en contacto con el Centro Islámico de su país y presentar una "solicitud de habilitación de planta". Consiste en analizar la composición de sus productos a certificar, el proceso de elaboración, empaque y traslado.

En caso de ser un servicio, el informe deberá contener una explicación detallada de la actividad, espacios y capacitación del personal.

Se recomienda que el informe incluya certificados de ISO obtenidos, reconocimientos, garantías de calidad, registros y licencias que permiten el funcionamiento de la planta o local.

Una vez presentada la solicitud, un inspector designado por el Centro Islámico de su país llevará a cabo una visita a la fábrica donde se elaboran los productos o al establecimiento donde se brinda el servicio para elaborar un informe que establece la conformidad o no para obtener el sello Halal.

De cumplir con las normas establecidas en el Islam la empresa obtendrá la Certificación Halal, se emite la habilitación anual de planta y a partir de ese momento se puede comenzar el trabajo.

Duración: El trámite de habilitación de planta dura unos 15 días promedio a partir de presentada la solicitud.

Inspecciones sistemáticas: se realizan inspecciones de verificación en el momento en que se trabaje cada lote a exportar.

Extracto del artículo "Halal, clave para la exportación", publicado originalmente en la revista InMarket Nº 009.

Uso de los artículos. Los materiales publicados pueden ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma requiere permiso previo por escrito de la institución y autor. (Revista InMarket, Diario del Exportador, Lima, Perú).

Comentarios:

0 comments: