Lo último

Otros titulares

Navigation

¿Es necesario elaborar un plan de exportación? ¿Qué debo tener en cuenta?


Cuando uno se planea exportar, siempre ha escuchado tienes que elaborar tu plan de exportación ¿es realmente necesario? Sí, es realmente necesario. El plan de exportación, es aquel documento donde estableceremos los objetivos y de exportación, indicando las estrategias y acciones que deberán realizarse para ingresar o consolidarse el mercado seleccionado. El plan de exportación deberá contar con información sobre los productos que ofrece la empresa y sobre el mercado objetivo.

El plan de exportación sirve a las empresas para focalizar sus objetivos y para definir claramente responsabilidades, les brinda una ayuda efectiva para formular y ajustar su estrategia de exportación, desarrollar un plan de acción secuencial que defina objetivos, metas, etapas, tiempos, responsables y un presupuesto determinado. Además, provee a las empresas de un esquema de monitoreo y evaluación de las actividades y sus resultados. Un plan de exportación, también puede ayudar a la empresa a obtener financiación, porque constituye una clara expresión de que la empresa está trabajando de una manera seria para poder exportar. Por ende, es necesario que toda empresa que se plantee iniciar en la exportación cuente con un plan de exportación. 

Entonces, el plan de exportación debe ser visto como un instrumento operativo para encarar los negocios en el exterior. 


En el desarrollo del plan de exportación, es conveniente tener en cuenta las siguientes consideraciones:

¿Qué productos han sido seleccionados para exportar?

¿Qué modificaciones hay que efectuar para adaptar el producto al mercado meta (si se requiere)?

¿Qué países han sido seleccionados como mercado objetivo?

¿Cuál es el perfil del cliente en cada mercado objetivo?

¿Qué tipo de exportación es el más conveniente (directo o indirecto)?

¿Qué canales de distribución son más convenientes de utilizar?

¿Qué particularidades presenta cada mercado objetivo (nivel de competencia, diferencias culturales, barreras a la importación, etc.) y cómo superarlos?

¿Cuál será el precio de exportación del producto y el precio al consumidor final en el país de destino?

¿Cuáles son las etapas operativas que se emprenderán (análisis de mercados, participación en ferias, etc.); quiénes lo harán y cuándo?

¿Cuál será el costo de cada etapa?

¿Cuáles son los tiempos para el cumplimiento del plan y la obtención de los primeros resultados?

¿Qué recursos humanos se dedicaran a la actividad exportadora (en el interior de la empresa)?

¿Quiénes son los responsables de cada actividad?

¿Cuál será el método seguido para la evaluación de los resultados?

¿Cómo se utilizarán los resultados obtenidos para realizar cambios o ajustes al plan de exportación, de ser necesario?

Por lo tanto, un plan de exportación es flexible, es decir, está sujeto a cambios. Las empresas pueden modificar sus planes, haciéndolos más específicos y ajustándolos a la realidad concreta, a medida que vayan obteniendo mayor información y vayan ganando mayor experiencia en el proceso de la exportación.

Finamente, para medir el éxito de las estrategias planteadas en el plan de exportación, los objetivos deben ser comparados con los resultados.

Si estás interesado en iniciarte en la exportación o ampliar tus actividades en nuevos mercados, puedes contactarme a través del siguiente formulario online conmigo. También puedes comunicarte escribiéndome a martinmondragon@outlook.com con asunto asesoría de exportación.

Comentarios:

0 comments: