Lo último

Otros titulares

Navigation

La demanda: definición y tipos


La demanda, es la cantidad de bienes y servicios que el mercado está dispuesto a adquirir para satisfacer la exteriorización de sus necesidades y deseos específicos. Además está condicionada por los recursos disponibles del consumidor o usuario, precio del producto, gustos y preferencias de los clientes, estímulos de marketing recibidos, área geográfica y disponibilidad de productos por parte de la competencia, entre otros factores.

Tipos de demanda

La demanda, no siempre está en el estado que se requiere para el éxito de un negocio. La demanda puede encontrase en uno de los siguientes estados:

Demanda Nula o Inexistente

La demanda nula o inexistente, se da cuando el producto, no tiene interés para el mercado en un momento determinado y por tanto no se demanda. Esta situación puede cambiar, induciendo a la gente a consumir, no solo cuando le haga falta el producto. Se tratara pues de reducir el precio de venta, mejorar la producción y todo aquello que sirva para incentivar la demanda.

Demanda Negativa

La demanda negativa, se produce cuando existe una actitud de rechazo por parte del mercado, de aceptar un tipo de producto. Se debe analizar las causas de esa actitud negativa y en función de ellas, optar por la estrategia que sea más adecuada, con el fin de que el producto tenga una mejor aceptación por parte del consumidor. Estrategias como informar mejor al mercado sobre las características del producto, modificar el precio, modificar el producto, etc.

Demanda Latente

La demanda latente, se produce cuando hay un mercado potencial de un producto, pero tal producto no existe todavía. Los empresarios y emprendedores deben investigar el mercado para descubrir cuáles son las necesidades del mercado.

Demanda Débil o Decreciente

La demanda débil o decreciente, se da cuando el mercado demanda cada vez menos cantidad de un producto determinado. En este caso, se tiene que analizar las causas de la caída de la demanda y en función de ellas, tomar medidas tales como dirigir el producto a otro segmento, cambias sus atributos y características, etc.

Demanda Irregular

La demanda irregular, se da cuando la demanda tiene fluctuaciones a lo largo del tiempo. Aquí se debe conseguir que sea una demanda más estable, para lo que se utiliza generalmente la reducción de precios.


Demanda Insatisfecha

La demanda insatisfecha, se presenta cuando el mercado no cubre las necesidades o requerimiento de la demanda, con los productos existentes en el mercado. En estas situaciones, se deberá calcular la magnitud de dicha demanda, para determinar cuál es la cantidad de producción necesaria para lograr satisfacer al mercado.

Demanda Satisfecha

La demanda satisfecha, se manifiesta en el momento en que el mercado satisface todas sus necesidades con los productos existentes. Esta demanda puede ser de dos tipos:
  • Satisfecha saturada: Es cuando el mercado está usando plenamente un producto y no admite cantidades adicionales a este. Es muy difícil que se de este tipo de demanda, en caso de darse se debería desistir el negocio y pensar en un nuevo producto.
  • Satisfecha no saturada: Es cuando el mercado aparenta que esta satisfechas todas sus necesidades, pero se puede hacer crecer la demanda mediante el uso de estrategias de marketing u ofertas especiales.
Entonces, dependiendo en el estado que se encuentre la demanda, se deberá ser capaz de desarrollar una estrategia de acción adecuada para garantizar el éxito de nuestro negocio.

A parte de lo mencionado, la demanda en relación con su temporalidad, puede ser de dos tipos:

Demanda Continua

La demanda continua, es aquella que permanece durante largo periodos, normalmente en crecimiento, como ocurre en los alimentos, cuyo consumo ira en aumento mientras crezca la población.

Demanda Estacional

La demanda estacional, es la que se relaciona con los periodos del año, por circunstancias climatológicas (chompas en invierno) o comerciales (regalos en la época navideña).

Comentarios:

0 comments: