Lo último

Otros titulares

Navigation

¿Qué es la estrategia de diferenciación y cuándo emplearla?


La empresa que emplee como estrategia la diferenciación busca que el producto o servicio que ofrece la empresa o de alguno de sus elementos como la atención del cliente, la calidad, etc. sea percibido como único en el mercado. De esta forma, los clientes están dispuestos a pagar más para obtener un producto de una empresa que de otra.

Una empresa puede diferenciar su oferta a los clientes en un número limitado de formas, siendo determinado el potencial de diferenciación por las características técnicas de un producto, por las características de sus mercados y por las características de la propia empresa.

La diferenciación de productos puede estar basada en las características observables de un producto o servicio, tales como el tamaño, color, forma, peso, diseño, material, tecnología, etc. todas ellas son características relevantes en el proceso de decisión del cliente. También es relevante el rendimiento del producto o servicio en términos de fiabilidad, seguridad, consistencia, durabilidad, etc. Y, por último también inciden los complementos al producto principal tales como el servicio de preventa y postventa, accesorios, disponibilidad y rapidez de entrega y crédito.



La diferenciación de productos puede estar basada también en las características del mercado al que se dirige. El mercado que tiene una amplia variedad de necesidades y gustos permite la diferenciación como consecuencia de la mejor adaptación de una empresa a los gustos y necesidades específicas de los consumidores. Pero es muy importante, que los consumidores perciban el producto como diferente, de modo que estén dispuestos a pagar un sobreprecio por dicho producto o servicio.

Por último, la diferenciación de productos puede estar basada en las características de la empresa que fabrica el producto o presta el servicio. Ello puede ser consecuencia de la forma en la cual la empresa concibe o realiza sus negocios, la forma en que se relaciona con sus clientes. Si la empresa es capaz de mantener una reputación, un prestigio, un estilo frente a sus clientes, le permitirá a la empresa mantener esa diferenciación.

La estrategia de diferenciación es especialmente recomendable para la empresa, si existen algunos factores como:
  • Importancia de la calidad del producto para el comprador.
  • Posibilidad de aplicar diferentes tecnologías.
  • Utilización del producto para diferenciarse.
  • Imposibilidad de apreciar la calidad directamente.
  • Posibilidad de mejorar un servicio mediante una tecnología compleja.

Comentarios:

0 comments: