Lo último

Otros titulares

Navigation

Bielorrusia, puerta de entrada a Rusia, Cáucaso y Asia Central


La Republica de Bielorrusia es un país situado en Europa Oriental, con una población de casi 10 millones de habitantes, que ofrece uno de los espacios de negocio más favorables del este. La ubicación geográfica, el crecimiento económico y un Gobierno estable han convertido a Bielorrusia en un país con un alto potencial para la inversión extranjera.

Bielorrusia es el único país entre la Comunidad de los Estados Independientes que dispone del Código de Inversiones. Hoy el país es un referente en crecimiento para el capital extranjero, debido a su programa de privatizaciones y a sus numerosos nichos productivos y comerciales por explotar. Si se quiere abordar los mercados de Rusia, Cáucaso (Georgia, Azerbaiyán, Armenia) y Asia Central (Kazakstán, Uzbekistán, Tayikistán, Turkmenistán, Kyrgyzstan). Este grupo de mercados suman casi 200 millones de consumidores.

Bielorrusia es la opción más barata y próxima para establecer infraestructura y dar ingreso de sus productos en estos mercados. Además, gracias a su integración con Rusia, Kazajstán, Kirguistan y Armenia (Unión Económica Euroasiática - UEE), las mercancías que cruzan sus aduanas pueden llegar sin barreras comerciales hasta estos mercados.

Minsk, es la capital y el centro industrial del país, está especializado sobre todo en servicios para la industria y la construcción. Los principales sectores productivos son: automoción, metalúrgica, ingeniería mecánica, incluidos los tractores agrícolas, máquinas y herramienta de la construcción, electrotécnica, electrónica, óptica, mecánica industrial, química y petroquímica, industria ligera, industria alimentaria.


Si está interesado en establecerse en el país una unidad de producción o distribución de su negocio, Bielorrusia ofrece una mano de obra calificada y barata, precios bajos, y una infraestructura relativamente bien desarrollada. Además, en el caso de producción, se sitúa en zonas francas, el Parque de Altas Tecnologías o en ciudades con la población no superior a los 50.000 habitantes o en las zonas rurales, las empresas gozan de importantes ventajas fiscales y estratégicas en el caso de invertir en los sectores de alta prioridad para Bielorrusia, y que se traducen en exención de impuestos para los inversores (0% de Impuestos sobre Beneficios en los cinco o diez primeros años y 0% de IVA). Junto a ello, los residentes están exonerados del Impuesto sobre Bienes Inmuebles que forman parte del activo capital (objetos de construcción en proceso).

Contar con un socio que tengan la confianza de las autoridades locales es esencial dado que más de un 55% del tejido empresarial del país pertenece todavía al Estado. Los empresarios del país valoran especialmente la visita de representantes extranjeros que viajan para reunirse con ellos cara a cara. A diferencia de la frialdad de algunos de sus vecinos, los bielorrusos son muy afables en su trato con los extranjeros. Por último, en la mayoría de los casos será necesario contratar los servicios de un traductor, puesto que el ruso suele ser el idioma empleado para los negocios.

El presente artículo se publicó originalmente en la revista Diario del Exportador Nº 007.

Comentarios:

0 comments: