Lo último

Otros titulares

Navigation

¿Qué seguros hay para proteger mi mercancía durante el Transporte Internacional?


Durante el transporte internacional (además del desplazamiento, incluye todas las operaciones de carga, descarga, trasiego y almacenamiento intermedio), las mercancías están sometidas a múltiples eventualidades que pueden poner en riesgo la mercancía, incluso dañarla y producir importantes pérdidas. Entre los riesgos más habituales que se producen en cada uno de los modos de transporte tenemos:

Vía marítima:
  • Hundimiento del buque.
  • Accidentes a la carga o descarga de mercancías, oxidación, etc.
  • Movimiento de mercancías en bodega con mala mar.
  • Caída de contenedores de cubierta a la mar.
  • Cualquier tipo de incidentes como incendio, rayo o explosión.
  • Piratería.
  • Arribadas forzosas.
Vía aérea: 
  • Caída de la aeronave.
  • Manipulaciones, colisiones, etc.
  • Cualquier tipo de incidentes como incendio, rayo o explosión.
  • Accidentes fortuitos
  • Escalas forzosas
Cabe destacar que en la mayoría de los casos en los que se produce un accidente de avión la mercancía se da por perdida en su totalidad.
Vía terrestre:
  • Despiste del conductor mientras conduce. 
  • Accidente causado por el conductor o por un tercero.
  • Choque/vuelco.
  • Desbarrancamiento o descarrilamiento del vehículo transportador.
  • Derrumbe, caída de árboles o postes.
  • Incendio, explosión, rayo, huracán, ciclón o tornado.
  • Inundación.
Estos riesgos se aseguran mediante la contratación de una póliza de seguro en la cual el asegurador, por el pago de una prima determinada, se obliga a indemnizar al asegurado o beneficiario por las pérdidas o daños causados a las mercancías durante el transporte.

Factores a considerar al momento de contratar una póliza de seguro

Los Riesgos: Se debe determinar la probabilidad de ocurrencia del posible riesgo, el nivel de daño que pueda darse y la responsabilidad del transportador.

Valor de la Carga: Se toma en cuenta el principio indemnizatorio, es decir que lo que se reciba por el reclamo evite perjuicios económicos al asegurado. En este punto es importante la determinación del valor asegurado. Este valor debe ser equivalente al valor de la carga, de ningún modo este valor debe estar subvaluado o sobrevaluado, pues en el primer caso significaría pagar un sobre costo y en el segundo no recibir lo suficiente en caso de un siniestro.

Duración y Cobertura de la Póliza de Seguro

Póliza por Viaje o Póliza Individual
Cubre un solo viaje, desde el momento del embarque. La garantía del seguro termina en cuanto los bienes asegurados llegan a su lugar de destino. Estos bienes asegurados tienen que ir dirigidos a un único cliente realizando un único viaje. Dentro de la póliza se incluye:
Escalas.
Transbordos (cambios de medio de transporte).
Almacenamientos in itinere (por el camino).
Paralizaciones del medio de transporte.
Póliza Flotante
Este tipo de póliza cubre el transporte de diferentes mercancías que van dirigidas a distintos clientes, realizando distintos viajes, durante un tiempo determinado. En las pólizas flotantes se cubre la totalidad del recorrido de los distintos viajes, con inclusión de:
  • Escalas.
  • Transbordos (cambios de medio de transporte).
  • Almacenamientos in itinere (por el camino).
  • Paralizaciones del medio de transporte.
En las pólizas flotantes se cubren todas las expediciones que pueda realizar una empresa durante un periodo de tiempo determinado. En cada una de las expediciones, el asegurado debe comunicar al asegurador las singularidades del envío que se tiene que realizar. De manera que debe cumplimentar los denominados “boletines de aplicación o certificados de seguro”. Posteriormente, el asegurado hace llegar original y copia del boletín de aplicación al asegurador, el cual se queda con el original (asegurador) y entrega una copia sellada al asegurado.
En estos impresos (facilitados en blanco por el asegurador), el asegurado tiene que especificar: Destinatario, viaje, medio de transporte utilizado y su identificación concreta (nombre de buque, número de matrícula del camión...), descripción de la mercancía, marcas, pesos, volumen, y valor de la mercancía.
Póliza Abierta
Similar a la póliza flotante pero no requiere de expedición de una póliza formal. Esta póliza da cobertura a una determinada mercancía dirigida a un único cliente pero que realiza más de un viaje. En estas pólizas se llega a cubrir todo el recorrido de los varios viajes, es decir, desde el origen hasta el lugar de destino. En esta totalidad entra también:
  • Escalas.
  • Transbordos (cambios de medio de transporte).
  • Almacenamientos in itinere (por el camino).
  • Paralizaciones del medio de transporte.
Pólizas “Forfait” o Término
Cubre un capital determinado y fijo en una serie de viajes sucesivos e indeterminados durante el período previsto. Se utiliza por las empresas de transporte para cubrir sus responsabilidades obligatorias marcadas por leyes o convenios internacionales.

Clausulas para seguros de carga

La cobertura básica más elemental (accidentes propios del medio de transporte) se otorga generalmente en las condiciones generales de las pólizas de seguro de transporte internacional marítimo, aéreo o terrestre. Normalmente, las condiciones generales incluyen: incendios, vuelcos, descarrilamientos, hundimientos, varadas, colisiones, avería gruesa, abordajes, fenómenos naturales y en general hechos fortuitos, asumiendo también los costes incurridos en los salvamentos o en sus intentos.

Las coberturas básicas pueden modificarse y ampliarse mediante condiciones particulares o condiciones especiales y cláusulas. De éstas últimas, existe una amplísima gama (ya sean de uso común o creadas específicamente para riesgos determinados). Entre las cláusulas de uso común más significativas cabe destacar las “Institute Cargo Clauses” (ICC) del Instituto de Aseguradores de Londres (ILU). Asimismo, las ICC más difundidas internacionalmente son las siguientes:

ICC “A”: Cubren todo riesgo de pérdida o daño, excepto: dolo del asegurado, pérdidas de peso o volumen normales, desgaste, embalaje y acondicionamiento inadecuados, vicio propio, demoras, insolvencias, radioactividad, guerra y huelgas (éstos dos últimos riesgos pueden cubrirse aparte, con cláusulas específicas War Clause y SRCC Clause). Esta es la cobertura máxima que ofrecen las compañías aseguradoras, ya que cubre riesgos específicos.

ICC “B”: Cubren incendios, explosiones, colisiones, abordajes, vuelcos, descarrilamientos, sacrificio en avería gruesa y eventuales contribuciones, mojaduras por agua de mar, río o lago, arrastre por las olas, pérdida de bultos durante la carga/descarga, daños causados por terremotos y erupciones volcánicas, gastos de salvamento. Se excluye lo mismo que en la ICC “A”.

ICC “C”: Cubren incendios, explosiones, colisiones, abordajes, vuelcos, descarrilamientos, sacrificio en avería gruesa y eventuales contribuciones, arrastre por las olas, gastos de salvamento. Se excluye lo mismo que en la ICC A y en la ICC B. Este es el grupo que ofrece menos coberturas, cubre riesgos generalizados.

Por último, destacar que en ningún caso este tipo de seguro de transporte internacional cubre las demoras (retrasos) del transportista internacional.

Comentarios:

0 comments: