Lo último

Otros titulares

Navigation

7 prácticas para realizar negocios en el exterior con éxito


A diario empresas en distintas partes del mundo llevan a cabo negociaciones con otras empresas, ante este escenario, surge la pregunta sobre cuáles son las prácticas habituales que un vendedor (exportador) puede realizar para llevar a buen término una negociación internacional. 

1. Preparar la agenda de negocios

Una de las practicas menos realizada por los exportadores es salir a negociar al extranjero sin haber preparado una agenda de negocios con los temas a discutir (precio, tiempo, cantidades) o el tipo de encuentros que se van a realizar (casuales, formales, etc.). No tener una agenda debidamente establecida es llegar a nuestra cita sujetos a la agenda que proponga la contraparte.

2. Se debe dar carácter formal a las propuestas

Una agenda bien definida, implica, además, la preparación de material documentario sobre nuestro negocio. Esto incluye la presentación del formato del contrato de compraventa. Recordemos que no es lo mismo ser los primeros en poner en papel y tinta una propuesta, a que sea nuestro futuro “socio” quien se nos adelante y nos deje saber sus condiciones o formas de negociar. Digamos que es, además, dar el “primer golpe” en la mesa y demostrar qué tan serios somos y qué tan decididos estamos a realizar el negocio, lo que mejora considerablemente nuestra imagen y hace que nos ganemos el respeto de nuestra contraparte.

3. Saber pedir tiempo durante la reunión de negocios

Aceptar lo primero que se nos presenta no siempre es lo más adecuado, sobre todo si no nos sentimos bien preparados o si no hemos hecho “nuestros deberes”, en lo que respecta a la preparación de la propuesta. Es mejor esperar un poco antes de dar un SÍ o un NO. En estas situaciones, debemos dar la impresión de que el tiempo es necesario a efectos de entablar una relación duradera y de “ganar-ganar” para ambas partes.

4. Contar con más de un plan B

Aun cuando tengamos una agenda bien preparada y contemos con buenas tácticas de negociación, los resultados no siempre son los esperados. A lo mejor se llega a un acuerdo en el tema de los precios, pero las cantidades no son las esperadas, o bien, se quería hacer un negocio por dos años y solo se logró por uno. Debemos estar preparados para estos casos, manejar siempre los “peores” escenarios posibles, y tener preparados planes alternativos a los que originalmente teníamos en mente.

5. Saber presionar, saber conceder

Una vez que tenemos claro hasta dónde pueden llegar nuestras posibilidades de negociar, y vistos los posibles resultados, debemos estar preparados ya sea para presionar a la contraparte o para ceder ante sus pretensiones. Esta situación estará más bien condicionada al interés que tengamos en realizar el negocio, y nos puede conducir a dejar de lado ciertas condiciones que queríamos imponer (probablemente las que menos repercusiones tienen en nuestra negociación).

6. Reconocer las diferencias culturales de nuestra contraparte

Pensar que nuestra contraparte tiene los mismos principios, los mismos valores, la misma mentalidad y la misma forma de ver los negocios que nosotros, nos puede llevar a fracasar en nuestro intento por sacar adelante nuestra propuesta comercial.

7. Investigar ante todo

Todas las recomendaciones anteriores requieren una cuota de investigación, sea del país, de la contraparte, de los usos comerciales, del mercado de nuestros productos, etc. La información obtenida, con frecuencia, es la que puede proporcionar la llave del éxito al momento de negociar nuestros productos.

Comentarios:

0 comments: