Lo último

Otros titulares

Navigation

Certificaciones de calidad e inocuidad: BPM


Los consumidores exigen, cada vez, más atributos de calidad en los productos que adquieren. Igualmente, la inocuidad de los alimentos es una característica de calidad esencial; por lo cual existen normas en el ámbito internacional que certifican estas características. Dicho esto, continuamos con un nuevo artículo de las certificaciones referentes a calidad e inocuidad. En esta novena y última entrega hablaremos sobre la certificación BPM (Buenas Prácticas de Manufactura) o normas GMP (del inglés Good Manufacturing Practice).

Las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) son vistas hoy como un fundamento esencial para la inocuidad de los alimentos. Las auditorías de certificación BPM son cada vez más requeridas por los minoristas como prueba de sus buenas prácticas de fabricación. En Europa, el cumplimiento de las normas de Buenas Prácticas de Manufactura es obligatorio según el Reglamento 1223/2009.

Las Buenas Prácticas de Manufactura son principios basados en la higiene en la manipulación, preparación, elaboración, envasado y almacenamiento de alimentos para el consumo humano. A través del cumplimiento de estos principios, se garantiza que los productos han sido fabricados o procesados en condiciones sanitarias adecuadas.

Esta norma pueden aplicarse a establecimientos en los cuales se realicen algunas de las siguientes actividades: elaboración, industrialización, fraccionamiento, almacenamiento, transporte y distribución de alimentos e insumos en contacto con ellos.

Exigencias de las normas BPM

  • Los equipos deben estar calificados y los procesos validados.
  • Que se cuenten con los recursos necesarios para la correcta elaboración de los productos.
  • Personal capacitado y apropiadamente cualificado para realizar los controles del proceso.
  • Instalaciones y espacios adecuados.
  • Servicios y equipamientos apropiados.
  • Rótulos, envases y materiales apropiados.
  • Instrucciones y procedimientos aprobados.
  • Transporte y depósito apropiados.
  • Que los procedimientos (SOP) se redacten en un lenguaje claro e inequívoco, y que sean específicamente aplicables a los medios de producción disponibles.
  • Que se mantengan registros (en forma manual o electrónica) durante la fabricación, para demostrar que todas las operaciones exigidas por los procedimientos definidos han sido en realidad efectuados y que la cantidad y calidad del producto son las previstas. Cualquier desviación significativa debe registrarse e investigarse exhaustivamente.
  • Que los registros referentes a la fabricación y distribución, los cuales permiten conocer la historia completa de un lote (batch record), se mantengan de tal forma que sean completos y accesibles.
  • Que el almacenamiento y distribución de los productos sean adecuados para reducir al mínimo cualquier riesgo de disminución de la calidad.
  • Que se establezca un sistema que permita retirar cualquier producto, sea en la etapa de distribución o de venta.
  • Que se estudie toda reclamación contra un producto ya comercializado y, también, que se investiguen las causas de los defectos de calidad y se adopten medidas apropiadas con respecto a los productos defectuosos para prevenir que los defectos se repitan.
  • Existen legislaciones que regulan la aplicación de algunas de estas prácticas. En Europa, por ejemplo, están reguladas por el Reglamento Europeo 852/2004 y el Reglamento Europeo 853/2004.

Beneficios de implementar las BPM

  • Producción adecuada de alimentos.
  • Procedimientos óptimos para la producción.
  • Reducción de reclamos, devoluciones, reprocesos y rechazos.
  • Aumento de la competitividad y de la productividad de la empresa.
  • Disminución en los costos y ahorro de recursos.
  • Proporciona evidencia de una manipulación segura y eficiente de los alimentos.
  • Posicionamiento de la empresa de acuerdo a estándares obligatorios.
  • Indispensable para comercializar internacionalmente.
  • Crece la conciencia del trabajo con Calidad entre los empleados, así como su nivel de capacitación.

Obtención de la certificación

  • La empresa presenta una solicitud al organismo de certificación para iniciar el contrato.
  • La empresa y el organismo de certificación intercambian documentación e información requerida para el Programa de BPM.
  • Se elige la fecha de la auditoría y, posteriormente, se prepara un informe de los resultados obtenidos.
  • Cuando este informe tenga resultados positivos, podrá contar con la certificación, caso contrario, se reinicia el ciclo para la supervisión.

Otras certificaciones

  • Certificaciones de calidad e inocuidad: HACCP
  • Certificaciones de calidad e inocuidad: GLOBAL GAP
  • Certificaciones de calidad e inocuidad: IFS
  • Certificaciones de calidad e inocuidad: BRC Food Safety
  • Certificaciones de calidad e inocuidad: KOSHER
  • Certificaciones de calidad e inocuidad: HALAL
  • Certificaciones de calidad e inocuidad: LEAF
  • Certificaciones de calidad e inocuidad: SQF

Comentarios:

0 comments: