Lo último

Otros titulares

Navigation

El papel de las Embajadas y los Consulados en el Comercio Internacional


Las embajadas y los consulados juegan un papel importante en la promoción y consolidación de las exportaciones e internacionalización de las empresas de su país. Para comprender mejor a estos organismos es necesario reconocer sus funciones.

La embajada es la misión diplomática de mayor categoría y, por lo tanto, la más importante. Es la representación oficial de un país en otro. Tan sólo hay una sede de embajada en cada país, que se suele encontrar en la capital. El máximo dirigente es el embajador, por lo que es la persona que se encarga de proteger los intereses de su país en el Estado en el que se encuentra. Es el intermediario entre los dos gobiernos.

La embajada tiene como facultad, según lo estipulado en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas de 1961, transmitir comunicaciones y mensajes de su gobierno al gobierno del país donde se está representando, y viceversa, informar a su gobierno sobre los eventos importantes políticos, sociales, económicos, militares y otros que ocurren en el país de residencia, preparar tratados y visitas de Estado y promover la cultura, la economía y las ciencias de su país.

Por lo general, las embajadas llegan a coordinar, junto con las agrupaciones empresariales y sociales, visitas a las empresas y similares agrupaciones empresariales en los países en las que están acreditadas las embajadas, como inicio de una eventual apertura de nuevo mercado a los productos originarios de la embajada representante.


Un consulado es otra representación de un país en un territorio extranjero. Existe una diferencia de grado de participación respecto a las embajadas, pues las embajadas son las encargadas de organizar y formular la logística de encuentros y reuniones, mientras que los consulados se ocupan de la actividad administrativa de tales visitas, tanto al país acreditado como al propio.

En ese sentido, el Consulado, de acuerdo con la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares de 1963, es la representación de la administración pública de un país en el extranjero, y entre sus funciones se encuentran las siguientes: trabajar sobre todo para los propios conciudadanos residentes o de pasaje, establecer y renovar pasaportes y otros documentos oficiales, transcribe a su idioma actas de nacimiento, defunciones, casamientos, divorcios, adopciones y otros documentos elaborados en el extranjero y, además, establece el sistema de visados a ciudadanos extranjeros e información sobre los trámites para recibir permisos de entrada, de residencia o de trabajo.

Por último, al contrario que las embajadas, puede haber varios consulados en un mismo territorio y se suelen localizar en las principales ciudades. El consulado general es el más importante, mientras que el consulado honorario o agencia consular tiene competencias limitadas.

Comentarios:

0 comments: