Lo último

Otros titulares

Navigation

El seguro de transporte de mercancías ¿Cómo contratarlo? ¿Qué acciones tomar en caso de un siniestro?


En las operaciones de comercio internacional, el contrato de un seguro de transporte de mercancías, depende de lo que acuerden el comprador y el vendedor. En el caso, se acuerde una venta bajo los término Incoterms CIF (CIP, en el caso de transporte polivalente), el exportador está obligado a contratar un seguro mínimo (para mayor cobertura debe ser convenida por el comprador con el vendedor) a nombre del importador, en caso de pérdida o daño de los artículos durante el transporte, ya que este asume el riesgo del transporte internacional.

Antes de adquirir un seguro de transporte para una determinada mercancía, debe decidir cuáles son los riesgos de siniestro que desea proteger durante el trayecto, desde el punto de embarque en origen hasta llegar a destino.

Lo ideal sería cubrir todos los riesgos, pero ello sería dificultoso, por lo tanto, se debería asegurar solo aquello de alta incidencia en la ruta de transporte, pagando así una prima razonablemente (la prima de seguro es fijada de acuerdo con la modalidad de embarque, la especie y el valor de la mercancía). Por esto es necesario estudiar la ocurrencia de los siniestros producidos en el tipo de mercancía considerada. Las compañías de seguros poseen una completa estadística de siniestros, que pueden orientar a quien va a contratar un seguro.

Existes diversas clausulas, las de mayor uso en las operaciones de comercio internacional son las Cláusulas del Instituto para Cargamentos: A, B y C. Para el transporte aéreo, la cláusula es la Air Cargo.


Cláusulas del Instituto para Cargamentos (C): Incendio, Explosión , Encallamiento, Varamiento, Hundimiento, Zozobra, Volcamiento (trans. Terrestre), Descarrilamiento (trans. Terrestre), Colisión, Descarga forzosay Echazón o barrido de la cubierta.

Cláusulas del Instituto para Cargamentos (b): Incluye lo mencionado en la cláusula (C) + Terremoto, Erupción Volcánica, Rayo, Entrada de agua de mar, lago o río en la bodega de la nave y Pérdida total cualquier bulto que se caiga por la borda.

Cláusulas del Instituto para Cargamentos (A): Incluye lo mencionado en la cláusula (C) + Robo, Hurto, Falta, Entrega de menos., Mermas, Derrames, Pérdidas por roturas, Filtración, Lluvia, Agua dulce, Humedad, Nieve, Granizo, Influencia temperatura, Manchas, Acción directa o indirecta de otras mercancías, Contacto con animales, pájaros, etc., Sudor de bodega, Quebrazón, Abolladuras, Ralladuras, Saltaduras y Dobladuras
Nota: La cláusula (A) cubre todo, excepto lo que ESPECIFICAMENTE está excluido por la propia cláusula (retraso y vicio propio).

Contratar un seguro de transporte de mercancías

1. Para contratar un seguro, es conveniente buscar entre varias compañías de seguro de prestigio y con garantía de seriedad. Al pedir la cotización, hay que entregar la siguiente información:
  • Nombre y dirección del beneficiario
  • Razón social del beneficiario, si es nacional.
  • Mercancía a asegurar, indicando si es nueva o usada.
  • Tipo de embalaje, y envase usado.
  • Monto a asegurar. Lo normal es el valor CIF mas los gastos de despacho, aumentados en un 10%.
  • Puerto de embarque.
  • Puerto de destino.
  • Nombre de la nave transportadora, compañía a la que pertenece y fecha programada para el embarque.
2. Para poder cotizar, las compañías efectúan una inspección previa a la mercancía, por lo que hay que tenerla preparada.

3. Es recomendable exigir a las compañías de seguro que cualquier cotización que hagan sea por escrito, ya que constituirá parte del Contrato de Seguro.


4. Si el contrato considera remitir mercancías en embarques parciales, se puede solicitar una póliza de seguro flotante, que es más barato y que consiste en contratar un seguro por la cantidad total de la mercancía a ser embarcada en un lapso determinado o hasta una fecha límite.

5. Por último, es conveniente tener presente lo siguiente:
  • El seguro debe contratarse antes de embarcar la mercancía, de manera que cubra desde el momento que deja las instalaciones del vendedor hasta su entrega en el lugar acordado.
  • La fecha de la póliza debe ser anterior a la del Conocimiento de Embarque (B/L).
  • Si la Póliza de Seguro se extiende a nombre del comprador, se debe verificar que la compañía de seguros tenga corresponsalía con otra en el país de destino de la mercancía, para que el comprador pueda reclamar en caso de siniestro.
  • Cualquier enmienda que se haga a la Póliza de Seguros debe ir formalizada por la Compañía de Seguros.
  • La validez de la póliza de seguro comienza una vez pagada la prima o cuando se encuentre documentada.
  • Es conveniente entregar el máximo de información a la compañía de seguros, para obtener la prima más baja, con una cobertura total para los riesgos contratados.
  • Al cerrar el Contrato de Seguro, la compañía aseguradora emite un Certificado Provisorio y posteriormente la póliza definitiva.

¿Qué acciones tomar en caso de un siniestro?

En caso de siniestro se deben tomar las siguientes medidas:
  • Informar por escrito a la compañía de seguros, al más breve plazo de conocidos los hechos.
  • Tener a disposición de la compañía de seguros, a lo menos los siguientes documentos:
    • Póliza de seguro.
    • Original de Factura Comercial.
    • Original de Lista de Empaque.
    • Original de Conocimiento de Embarque.
    • Copia de carta reclamo a empresa transportadora.
Para una correcta estimación de las pérdidas sufridas, es indispensable, la entrega de la documentación antes mencionada. Cualquier atraso en la entrega, hará que el plazo para recibir la indemnización se alargue.

Comentarios:

0 comments: