Lo último

Otros titulares

Navigation

Problemas con el exportador o importador: La solución es un contrato


Una transacción internacional se da cuando un vendedor (exportador), situado en un país, vende a un comprador (importador), domiciliado en otro país, determinadas mercaderías, en que se conviene su calidad, condiciones, cantidad y precio, y se obliga a entregarlas en las condiciones negociadas. A su vez, el comprador, situado en otro país, acepta recibir las mercaderías y pagar su precio en las condiciones negociadas.

A parte del producto y el precio, una transacción internacional implica en que divisa se realizara el pago, como se efectuara el pago (formas y medios de pago), establecer el lugar y tiempo de la entrega de la mercadería y la transferencia de riesgo, tramitar permisos o licencias para exportar o importar, contratación del transporte internacional y del seguro. Todo esto, torna una transacción internacional compleja.

En consecuencia, en el momento de ejecutarse la transacción, una de las partes puede no cumplir con lo que la otra espera de ella; y, viceversa. Por ejemplo, sucede que el comprador, en muchas oportunidades, recibiendo las mercaderías en forma oportuna, las examina y les da su aprobación. Sin embargo, puede ocurrir, después, que tal mercadería, por ejemplo una materia prima, no sea apta para el fin requerido por el comprador, y el producto final que obtiene aquel comprador no cumpla con los requisitos y especificaciones establecidos en algún mercado determinado, produciéndose la pérdida correspondiente.

También puede ocurrir que las partes no hayan definido con claridad el momento preciso en que se transfieren los riesgos del vendedor al comprador. Ello también es fuente de conflicto entre las partes.

Además, en todo transacción comercial, especialmente en el comercio internacional, durante el transporte las mercaderías están sujetas a los naturales riesgos de deterioro o daño. 


Todos estos problemas generan una gran cantidad de conflictos. Por lo mismo, es conveniente que el vendedor y el comprador cuenta con un documento escrito donde se determine como se procederá ante estas situaciones. Estoy hablando de un contrato de compraventa.

Un contrato de compraventa internacional es el pacto contractual en él se establecen los derechos y obligaciones de las partes (comprador y vendedor), así como las acciones en caso de incumplimiento del contrato por el vendedor o comprador.

A continuación, se describen las principales cláusulas que debe acordar en un contrato de compraventa internacional:
  1. Descripción de los productos
  2. Precio del contrato (precio unitario y total, y la moneda)
  3. Condiciones de entrega (Incoterms)
  4. Plazo de entrega
  5. Condiciones de pago (formas y medios de pago)
  6. Documentos
  7. Inspección de los productos por el comprador
  8. Reserva de propiedad
  9. Fuerza mayor
  10. Resolución de controversias (legislación aplicable, el lugar del juicio, el idioma, y arbitraje)
Por último, se recomienda que el contrato se redacte bajo la influencia de la Convención de las Naciones Unidas sobre Contratos de Compraventa Internacional de Mercaderías (CISG, en sus siglas en inglés), ampliamente aceptada por abogados procedentes de distintos sistemas jurídicos y de diversa formación.

Comentarios:

0 comments: