Lo último

Otros titulares

Navigation

Beneficios de la exportación y errores a evitar


Una empresa exportadora nace con el deseo del director o gerente de ampliar sus mercados y vender sus productos a otros países. La exportación presenta grandes beneficios para la empresa más allá de generar ingresos mayores y disminuir costos por el incremento de volúmenes, generando desarrollo y crecimiento de la empresa; tales como:

Oportunidad de ampliar la participación y el conocimiento de mercados internacionales: al exportar la empresa deberá conocer cómo trabajan sus competidores, cuáles son sus estrategias y como han conseguido penetrar en los principales mercados extranjeros, asimismo complementará con el manejo logístico de trámites, seguros y transporte.

Incremento en la producción: si no está operando con toda su capacidad instalada en el mercado nacional; al exportar, la capacidad y duración de los periodos de producción pueden aumentar, disminuyendo los costos medios por unidad e incrementando las economías de escala.

No depender de un solo mercado diversificando riesgos: al exportar, la empresa incrementará su base de mercado y reducirá la competencia interna en el país disminuyendo sus riesgos.

Estabilizar las fluctuaciones de mercado: se reduce la dependencia de la empresa por los cambios económicos, gustos del consumidor y fluctuaciones estaciónales, dentro de la economía nacional.

Imagen empresarial: al desarrollar contactos y relaciones comerciales con potenciales clientes e instituciones.

Buen argumento para obtener financiación ante los bancos: ya que la actividad exportadora entraña una serie de beneficios y ventajas (facilidades) ante las entidades financieras.

Regímenes especiales de fomento a las exportaciones: el exportador puede tener acceso a regímenes especiales de fomento a las exportaciones como Drawback, devolución impositiva del IGV o IVA, Zonas francas.


Cabe mencionar, la decisión de exportar requiere de un gran compromiso y la seriedad que esto implica para todos y cada uno de los miembros que trabajan en la empresa. Asimismo, es importante que la empresa se prepare y capacite a sus miembros en este proceso; caso contrario, la empresa puede caer en errores. Los errores que se cometen con mayor frecuencia al iniciarse en la exportación son:
  • No solicitar asesoramiento especializado para elaborar una estrategia y un plan de comercialización internacional, antes de empezar un emprendimiento como la exportación.
  • Insuficiente compromiso y conocimiento del equipo directivo para superar las dificultades iniciales y los requisitos financieros que entraña la exportación.
  • Insuficiente cuidado al seleccionar un representante de ventas o distribuidor.
  • Intentar conseguir pedidos del mundo entero en vez de concentrarse en uno o dos mercados estratégicos.
  • Descuido de las exportaciones cuando el mercado doméstico se acelera.
  • Trato desigual entre los distribuidores y clientes internacionales y los nacionales.
  • Suponer que una estrategia comercial o producto específico tendrá éxito automáticamente en todos los países.
  • Reticencia a modificar productos para cumplir con los reglamentos o las preferencias culturales de mercados extranjeros.
  • No imprimir ofertas de productos, servicios, venta o garantías en otros idiomas.
  • No contratar a una empresa de administración de exportaciones, cuando la empresa no puede tener su propio departamento de exportaciones.
  • No elaborar contratos de compraventa internacional con el cliente extranjero.
  • No poner suficiente énfasis en la gestión logística integral de flujos documentales, físicos, de información y de dinero en las transacciones comerciales externas de la empresa.

Comentarios:

0 comments: