Lo último

Otros titulares

Navigation

Turquía puente entre Europa y Asia


Turquía un país con aproximadamente 90 millones de habitantes, que geográficamente, se posiciona como punto estratégico, para ingresar a mercados como Rusia, el Medio Oriente, o para acceder a los países del Norte de África como Túnez, Marruecos, Libia y Egipto, que podrían ser difíciles para vender directamente. Turquía se ubica como un puente entre Europa y Asia.

La República de Turquía está situada entre Asia (97% de su territorio) y Europa (3% de su territorio), pero es considerado un estado europeo por su futura incorporación a la Unión Europea. Geográficamente, limita al sudoeste con Irán e Irak; en el sur con Siria; en el noroeste y oeste con Azerbaiyán, Armenia y Georgia; y al norte con Grecia y Bulgaria, posicionando a Turquía como un puente de acceso a mercados de Europa y Asia, hasta para acceder a los países del norte de África como Túnez, Marruecos, Libia y Argelia, por su cercanía geográfica.

Con una población de 90 millones de habitantes aproximadamente. Donde, la población urbana es el 70% del total de habitantes, estimándose una tasa de crecimiento de la urbanización de 1,7% para los próximos años. La mayoría de sus habitantes (42,7% de la población) tienen entre 25 y 54 años, seguido por el grupo de 0 a 14 años de edad (25,9% de la población), Turquía se posiciona como un mercado atractivo para las exportaciones latinoamericanas. 

Estambul es la principal ciudad del país, siendo el centro financiero, económico y cultural. Otras ciudades importantes son Esmirna, Bursa, Adana, Iconio, Gaziantep, Mersin y Antalya. Asimismo, La religión predominante en el país es la musulmana (99,8%), por lo cual se sugiere para lograr una exportación exitosa, el certificado Halal se hace casi imprescindible. Asimismo, existen también minorías cristianas y judías que constituyen el 0,2% restante.

¿Cómo llegar al consumidor?

Los consumidores están informados sobre la calidad. Los productos con la etiqueta "CE", acompañados de instrucciones o certificados de garantía, son apreciados por su garantía de calidad. En la decisión de compra influyen las condiciones de pago, que el consumidor turco quiere conocer. A los jóvenes les influye la publicidad y les gustan los productos similares a los occidentales. En donde, los principales canales para ingresar a este mercado son los agentes y distribuidores. Los agentes trabajaban por comisión y nunca compran o adquieren los productos, y pueden ser controlados por el contratante; asimismo, los distribuidores sí adquieren y venden los productos, con el fin de obtener una ganancia pero el contratante no puede ejercer control sobre ellos.


Asimismo, los consumidores turcos consumen nuevos productos procedentes del extranjero, especialmente productos asiáticos por su mejor precio y occidentales por su connotación lujosa y moderna. El 81% de los consumidores planea sus compras pero el 87,7% adquiere productos que no tenía previsto. A la par, el número de centros comerciales ha alcanzado la cifra de 310, de los cuales 101 están localizados en Estambul, lo que supone el 40% del total. No obstante, el gasto en centros comerciales es tan solo el 7% del gasto total. Igualmente, hay potencial para abastecer a esos minoristas en Turquía que necesitan garantías que no se pueden obtener localmente, como muy alta calidad, buena conservación, el etiquetado, la seguridad alimentaria, el envasado y una cadena de frío ininterrumpida.

¿Y las oportunidades?

Turquía, cuya ubicación lo convierte en un país estratégico para las exportaciones Latinoamericanas por ser un puente entre Europa, Asia Central y Medio Oriente; ofrece oportunidades en productos ticos como leche en polvo, plantas ornamentales, café, aceite de palma, palmito, frutas conservadas, vacunas, medicamentos, abonos, fungicidas, herbicidas, cueros y otros productos que permitirían atender nichos en la industria metalmecánica, como las manufacturas de hierro y acero; y en la industria automotriz como los empaques de caucho. Asimismo, como en todo país emergente, los sectores de infraestructuras y energía son importantes y ofrecen numerosas oportunidades. Pero no hay que olvidar la salud, la producción agrícola intensiva o, en un país con una población joven, la tecnología. En el caso de Perú y Colombia destaco como potencial oferta exportable bananas, mangos, piñas y paltas, así como productos de alto valor como los arándanos.

Articulo extraído de la revista InMarket Nº 007.

Uso de los artículos. Los materiales publicados pueden ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma requiere permiso previo por escrito de la institución y autor. (Revista InMarket, Diario del Exportador, Lima, Perú).

Comentarios:

0 comments: