Lo último

Otros titulares

Navigation

Internacionalizar a través de franquicias o licencias


Internacionalizar la empresa es una decisión estratégica que se debe llevar a cabo cuando la empresa cuenta con altos niveles de competitividad que le permitan hacer frente los costos y riesgos que involucra ingresar a los mercados internacionales. 

Evaluado y decidido, si la empresa ha decidido internacionalizar. Primero, se debe identificar el mercado a abordar. Identificado este, se debe escoger la forma de entrada más adecuada en el mismo.

Para ingresar en un mercado determinado existen varias opciones ya sea a través de la exportación, inversión extranjera directa, franquicias, joint venture, establecimiento de una filial de ventas o producción, entre otras.

La exportación y la inversión extranjera directa son digamos las formas más utilizadas para internacionalizar. Sin embargo, en esta ocasión le hablare de otras dos formas que suponen para la empresa un menor compromiso de recursos que la inversión en el exterior y por tanto un menor riesgo, me refiero a franquicias y licencias.

Franquicias

El ingreso a un mercado extranjero a través de una franquicia, consiste en la cesión del producto o línea de productos, nombres, marcas comerciales y know-how sobre los procedimientos de gestión y comercialización del negocio por parte de la empresa local (franquiciante) a una empresa situada en un mercado exterior (franquiciado).

El franquiciado a cambio de la cesión del negocio, se compromete al pago de unas contraprestaciones económicas que suelen consistir en una cantidad inicial y posteriormente, entre el 1 y el 4%, mientras que el pago inicial es muy variable.


En el contrato se han de considerar aspectos tales como: la cesión de derechos de uso de nombre, marca comercial y logotipo, transmisión de técnicas y know-how, el precio, la formación y asistencia que prestará el franquiciador, duración del contrato y capacidad de crecimiento y dimensión de los puntos de venta en el país de destino.

Licencia de fabricación

El ingreso a un mercado extranjero a través de una licencia de fabricación, consiste en autorizar por parte del licenciador, la fabricación del producto a una empresa extranjera (licenciatario), cediendo las patentes, copyrights, marcas y know-how sobre el producto o el proceso de fabricación a cambio de una compensación económica o royalty, que generalmente consiste en una comisión sobre las ventas de los productos fabricados bajo licencia. La duración más habitual de estos contratos está entre los tres y los diez años.

La mayor ventaja de esta fórmula es el ahorro que supone frente al establecimiento de una planta industrial propia. Mientras, el mayor riesgo es que con el tiempo el licenciatario llegue a convertirse en un competidor, además de conflictos en cuanto al control de calidad. Por otra parte, los beneficios que aporta son reducidos.

Internacionalizar a través de franquicias o licencias dependerá del giro del negocio, posicionamiento de la marca y los objetivos de la empresa.

Si estás interesado en iniciarte en la exportación o ampliar tus actividades en nuevos mercados, puedes contactarme a través del siguiente formulario online conmigo. También puedes comunicarte escribiéndome a martinmondragon@outlook.com con asunto asesoria de exportación.

Comentarios:

0 comments: