Lo último

Otros titulares

Navigation

El seguro de la competitividad: La Propiedad Intelectual


¿Qué ingrediente se necesita para ser una empresa competitiva?, cualquier empresa deseosa de éxito se lo ha preguntado alguna vez, y no hay que escudriñar mucho en el diccionario para contestar esta interrogante, porque la respuesta se resume en la palabra “innovación”.

El verdadero valor de los productos muchas veces no está en la cantidad monetaria invertida, si no en el nivel de creatividad e invención que está detrás de todo su proceso de producción. Pero, ¿cómo proteger estas innovaciones en los mercados extranjeros?, ¿se puede evitar que terceros saquen un provecho comercial de la originalidad de tú producto?, la respuesta es sí, gracias a la propiedad intelectual (PI).

¿Qué es la Propiedad Intelectual y cómo se regula su comercio?

La PI es un monopolio legal sobre una invención que se da a su creador, que se limita en el tiempo y el espacio. Cada país tiene sus propias políticas para regular esta materia, pero la Organización Mundial del Comercio ha establecido las pautas mínimas que deben seguir los países mediante el acuerdo ADPIC (Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio) por ello, cualquier mercado destino de un producto, se debe acoger a estas normas, ya que los países no pueden sobrepasarlas, sólo ofrecer mejores beneficios.

Sus clases y alcances….

Existen 3 principales clases de PI: las marcas, un signo distintivo que diferencia a un producto, servicio o empresa, para protegerlas se deben registrar en la institución competente de cada país, y la duración mínima de protección es de 7 años, luego de transcurrido el tiempo se puede renovar su licencia.

Los derechos de autor son los derechos que adquieren los creadores sobre sus obras artísticas y literarias, la parte comercial es la regulada, se adquiere desde que el autor plasma su idea, no requiere un registro obligatorio de ningún tipo, como en el caso de las marcas, su duración mínima es la vida del autor o creación de la obra más 50 años. 

Las patentes son derechos obtenidos sobre invenciones novedosas que se puedan aplicar industrialmente, se deben registrar en cada país y no se puede renovar su licencia, su duración es de mínimo 20 años. Existen otras clases como las indicaciones de origen, los secretos comerciales, etc.

¡Cuidado con el agotamiento!

La PI tiene una limitación, y es que luego de la primera venta otros podrán revender el producto sin que la empresa pueda ejercer sus derechos, dado que se han “agotado”. Existen tres tipos de agotamiento: el nacional, se agotan cuando son puestos en el mercado nacional de un país, se permite su reventa interior pero no su reventa hacia mercados extranjeros; el regional, por lo general para zonas de libre comercio o uniones aduaneras, se agotan cuando son puestos en cualquier país miembro de un acuerdo y permite reventa exclusivamente dentro de éste; el internacional, se agota puesto en cualquier parte del mundo, permite las reventas hacia cualquier mercado. Se recomienda verificar el tipo de agotamiento con un profesional del área, ya que cada país difiere en sus usos. 

Si la materia prima principal del producto es la inventiva, es fundamental utilizar un seguro que cubra los siniestros contra la innovación: la propiedad intelectual. De esta manera la inversión clave en el producto quedará protegida. ¡Asegura tú éxito!

Este artículo fue elaborado por Mailorth Loría Martínez, estudiante del IX ciclo de la carrera de Administración Aduanera y Comercio Exterior de la Universidad de Costa Rica, Costa Rica. Ganador del evento "Únete a nuestros expertos" de la segunda edición de la revista Diario del Exportador.

Extracto del artículo "El seguro de la competitividad: La Propiedad Intelectual", publicado originalmente en la revista Diario del Exportador Nº 004.

Uso de los artículos. Los materiales publicados no pueden ser reproducida, salvo se solicite su permiso previo por escrito al Diario del Exportador y el autor.

Comentarios:

0 comments: