Lo último

Otros titulares

Navigation

La carta de crédito: clausula roja y verde


Dentro del universo de las empresas el 97% son consideradas pymes, y dentro de ellas el 10% ingresa a mercados internacionales, muchas con sumo esfuerzo pueden conseguir líneas de crédito para exportar, llamados los financiamientos pre embarque, pero la gran mayoría por ser pequeñas empresas y hasta mypes a pesar que tienen buenos productos no acceden a líneas de crédito para crecer y desarrollarse en el mercado y menos en el mercado internacional.

En la práctica tenemos muchos acuerdos comerciales que no se aprovechan por más esfuerzos que se hagan y por una sencilla razón DESCONOCIMIENTO, de que del uso de muchas herramientas financieras como son los medios de pago. Para muchas empresa solicitar una línea de crédito de exportación es un dolor de cabeza, ya sea por los estados financieros, ya sea por la antigüedad de la empresa y muchas veces por el tamaño de la misma. En el mercado internacional y local existen herramientas importantes, con una buena asistencia de capacitación nos abren las puertas a financiamiento todo ello unido a información comercial.


Una de ellas es la Carta de Crédito de Cláusula Roja, y muchos se preguntarán, que significa, ¿qué es eso? Pues bien es un tipo de carta de crédito que significa un adelanto para el exportador y en coordinación con el importador puede contar con el adelanto para exportar.

A continuación les detallo las diferencias entre la cláusula roja y verde.

Roja

  • Contra Simple recibo
  • Percepción inmediata
  • A cuenta del precio
  • Compromiso formal del embarque a plazo
  • O devolver los fondos en el plazo determinado

Verde

  • Clausula Roja +
  • Cumplimiento de alguna exigencia o Condición previamente pactada
  • Certificado Warrant
Tomar nota de lo siguiente “Una carta de crédito cláusula roja permite al exportador obtener financiamiento previa al embarque, siendo el importe una parte o el valor de la venta” es una combinación de crédito documentario y crédito abierto, bajo este tipo de carta de crédito el Banco acuerda adelantar los importes estimados de la venta (por ejemplo de café) que debe embarcarse sin que le entreguen los documentos de embarque el saldo se paga cuando se presentan los documentos de embarque. Es un medio por el cual el comprador amplíe sus fuentes de fondeo, de hecho entre el comprador y el vendedor no existe confianza para adelantar los fondos y no financiarían las operaciones y menos las mercaderías que no han embarcado, pero ambos pueden vincularse por un contrato con el Banco comercial que establece la carta de crédito de cláusula roja. 


En pocas palabras es un crédito adelantado y cuanto mayor es el conocimiento de estos medios de pago mayor es la posibilidad de crecimiento de la empresa, repito la presentación es contra un simple recibo para ello es bueno generar la confianza con un Informe Comercial, el dinero que dispone puede ser usado para la compra de materia prima y su transformación sin usar su propia tesorería y lo que es muchísimo mejor sin utilizar líneas de crédito bancarias muchas veces inaccesibles. 

Lo mejor de todo es que no existe restricción de tamaño de empresas para acceder a estas cartas de crédito, lo único es ser confiable, ganarse la visibilidad de nuestro cliente. Porque se llamaba Red Clause, pues porque anteriormente se imprimía esta cláusula con tinta roja para resaltar el carácter extraordinario de dicho crédito documentario.

El uso de este documento pasando por una etapa de capacitación a las pymes exportadoras y sumado a una orientación al Informe Comercial abrirá puertas a nuevos mercados internacionales en beneficios de miles de empresas.

El presente artículo se publicó originalmente en la revista Diario del Exportador Nº 009.



Comentarios:

0 comments: