Lo último

Otros titulares

Navigation

4 variables básicas en el proceso de internacionalización de la empresa


El mercado global presentan más de 9 millones de potenciales clientes, por ende, la internacionalización es una alternativa que las empresas, pequeñas o grandes, no pueden obviar. El proceso de internacionalización aglutinan actividades de importación y exportación de mercancías, bienes manufacturados y servicios; inversión de capital en bienes de manufactura, extractivos, agrícolas, de transportación y de comunicación; contratación y supervisión de empleados; inversión en servicios internacionales, banca, publicidad, turismo, construcción; transacciones que comprenden derechos de autor, patentes, marcas registradas y tecnología del proceso; joint ventures; franquicias; alianzas estratégicas; fusiones y adquisiciones.

Pensar en la internacionalización de la empresa requiere una mirada global sobre cuatro variables. La primera variable se refiere al PERSONAL. Empresas como Coca Cola, Nestlé, Grupo Aje han internacionalizado con éxito sus actividades de negocio. Su éxito no solo radica en el departamento de internacionalización sino en la organización en mi misma. El compromiso de cada miembro de la organización en el proceso de internacionalización es clave, lo que se quiere decir es que la idea es asumida por toda la organización, desde los altos directivos hasta el último operario. No obstante, el departamento de internacionalización es el que marca el camino. Los demás departamento le siguen, sean recursos humanos, financieros, comercial o marketing. Por lo tanto, en el departamento de internacionalización tiene que haber un equipo de un perfil profesional muy elevado, de universitarios con amplios conocimientos de comercio exterior y negociación, con dominio de los idiomas, flexibles y con disposición para aprender, etc. 


La segunda variable tiene que ver con contar con oferta exportable. La OFERTA EXPORTABLE no se construye de inmediato, sino que requiere un proceso importante de estandarización, mucho énfasis en el packing y la logística, así como la certeza del envío continuo de producción. Carecer de una amplia oferta no es un inconveniente para la internacionalización, pero al momento de la oferta de venta, hay que tener claras las posibilidades de producción para que el importador tenga certezas de compra.

La tercera variable es CAPITAL. El proceso de internacionalización requiere en muchos casos requiere inversión. En este sentido, es importante que la empresa busque apoyo en agencias de promoción de exportaciones y bancos locales, o que recurra al uso de los consorcios de exportación y de cooperativas de producción. Como alternativa, la empresa puede disponer de recursos autogenerados para el desarrollo de un plan de internacionalización que pueda plasmarse en el mediano plazo. La apertura de capitales de la empresa también facilita la obtención de recursos frescos, siempre teniendo en cuenta que la apertura de capital implica también ceder parte de la empresa.

La cuarta variable está relacionada con EL TIEMPO y con LA DISPOSICIÓN de la organización. El proceso de internacionalización de la empresa requiere que toda la organización destine tiempo en el plan para llegar a otros mercados. El compromiso entre todas las áreas es fundamental, ya que el proceso exige paciencia y, principalmente, predisposición para superar obstáculos.

Comentarios:

0 comments: