Lo último

Otros titulares

Navigation

Trucos para comprender una nómina en España


Una nómina no es simplemente un papel que recibimos a fin de mes con nuestro salario, sino que es un documento de gran importancia en donde la empresa o el empresario paga el sueldo que ha acordado con un trabajador mediante un formato estándar y con unos conceptos concretos que deben verse reflejados obligatoriamente, además, es imprescindible para llevar una correcta contabilidad en la empresa. Tanto seas un empleado y desees reconocer las diferentes partes de la justificación de tu retribución mensual, o bien, seas empresario y quieras descubrir cómo hacer una nómina en España, este artículo es para ti.

Partes imprescindibles de una nómina:

Datos identificativos: Estos datos son obligatorios en nuestro país y deben verse reflejados en el documento. En el caso de la empresa consistirán en la dirección física de la misma, número de identificación, así como la categoría de cotización en donde se está incluyendo al trabajador. En el caso del empleado, deben constar sus datos personales, el tipo de contrato al que está suscrito y su categoría, así como la antigüedad que posee en la empresa y otros datos secundarios.

Periodo temporal: Esto es simplemente el plazo de tiempo laboral al que corresponde el pago reflejado en esa nómina, normalmente, este intervalo se suele corresponder con un pago a mes vencido.

Salario base: Esta es una retribución fijada de antemano por tiempo, o bien por obra, que no puede ser menor al mínimo que marca el convenio de la categoría del trabajador.


Complementos salariales: Son “pluses” que el trabajador cobra dependiendo de su propio convenio, de características particulares de la empresa, o incluso según el trabajo a desarrollar. Existen de multitud de tipos, algunos de los principales son por circunstancias específicas del horario como los complementos por nocturnidad, por circunstancias personales del trabajador como el tiempo de antigüedad en la empresa o alguna titulación particular, por características específicas del puesto laboral como pluses por peligrosidad o itinerancia, o por incentivar determinadas dinámicas o resultados del trabajo como los complementos por ventas, eficiencia o asistencia.

Deducciones y retenciones: Son los importes que se retienen de la nómina del trabajador para enfrentar diferentes gastos, como las obligatorias que marca la legislación española u otras extra como sería el caso de un embargo al empleado. Las más comunes son las cuotas que el trabajador debe aportar a la seguridad social para futuras coberturas de desempleo, por incapacidad, formación y un largo etcétera. La otra retención principal se corresponde con el IRPF, lo que será un adelanto sobre el futuro impuesto de la renta de ese ejercicio anual.

Datos de emisión: Estos se corresponderían con el lugar donde se ha redactado la nómina, la firma y sello de la empresa, así como la del empleado. Esta última no es obligatoria si el pago del salario se realiza a través de cuenta bancaria, lo que es lo más usual hoy en día.

Como conclusión, seamos empresarios o trabajadores, debemos familiarizarnos con todos los conceptos que aparecen en una nómina y no olvidar que una correcta redacción de este documento, garantiza que todo lo relacionado con nuestro puesto de trabajo o empresa sea correcto, legal y bajo nuestro control.

Comentarios:

0 comments: