Lo último

Otros titulares

Navigation

Las Cartas de Crédito Stand By en el Comercio Internacional


La carta de crédito Stand By es un instrumento bancario que se utiliza para garantizar diferentes clases de obligaciones, en el cual si el solicitante no cumple con los compromisos adquiridos, el banco garantiza el pago.

La Carta de Crédito Stand By no constituye un medio de pago propiamente dicho, sino que funciona más como una garantía frente al posible impago de un importador. Es pues una garantía presentada por el banco del importador que ampara al exportador del posible impago de las mercancías objeto de compraventa.

En operaciones de comercio internacional, el uso de la Carta de crédito 'Stand-by' o de una Garantía Independiente se ha generalizado como instrumento para asegurar el cumplimiento de obligaciones.

A través de las Cartas de Crédito Stand-by pueden garantizarse obligaciones tales como:
  • Obligaciones de tipo Comercial.
  • Obligaciones de tipo Financiero.
  • Obligaciones de Servicios.

Las diferencias entre la carta de crédito stand by frente a las cartas de crédito comerciales

La gran diferencia operativa entre los créditos stand-by y las cartas de crédito comerciales que en los últimos se debe presentar la documentación al banco como condición necesaria para cobrar la exportación y en las Cartas de Crédito Stand By sólo hay que presentar la documentación al banco para cobrar si el importador ha dejado de pagar en el plazo previsto.

La carta de crédito stand-by resulta menos compleja operativamente para el exportador que las cartas de crédito normales, ya que el exportador sólo debe presentar la documentación exigida en las cartas de crédito en caso de impago del comprador.


En relación a los avales ordinarios, hay una absoluta desvinculación entre ellos y la operación comercial que amparan. Así pues, mientras que una disputa comercial sobre el cumplimiento o incumplimiento de alguna de las partes puede contaminar la garantía que representan los avales ordinarios, la carta de crédito stand by no se ven afectados de ningún modo, y ante el impago, el exportador presenta los documentos estipulados al banco y éste (si los documentos son formalmente conformes) debe pagar.

La carta de crédito stand-by se emiten bajo la regulación internacional CCI, mientras que los avales ordinarios están sometidos a la legislación de los países de los bancos que avalan las operaciones.

Recomendaciones

Se recomienda que se emitan irrevocables, confirmadas, disponibles al primer requerimiento y que exista contrato entre comprador y vendedor

Se emiten con un vencimiento determinado, ese plazo deberá ser considerado por el ordenante como la fecha límite para cumplir con sus compromisos (de pago, cumplimiento de contrato, etc.) ante el beneficiario y para el beneficiario significará la fecha límite para cobrar el stand by.

Se emiten por un importe tal que cubra y ampare completamente el valor total de la transacción.

En caso de incumplimiento, el beneficiario del stand by está habilitado para ejecutarlo/cobrarlo, normalmente, contra la presentación de una carta o certificación de incumplimiento que él mismo emite y adjuntando el respaldo respectivo (copias facturas impagas, boletas de garantía, etc.) si corresponde. Los bancos que intervienen no pondrán en duda la declaración de incumplimiento del beneficiario contra el ordenante.

Comentarios:

0 comments: