--> La senda económica hacia la inversión del orden global: No sólo es el Coronavirus | DIARIO DEL EXPORTADOR

La senda económica hacia la inversión del orden global: No sólo es el Coronavirus

“Lo único seguro es que tras la crisis global generada por la pandemia vírica el mundo dejará de ser como lo conocemos”


El mundo global está asistiendo –casi como un mero espectador- a una de las situaciones de emergencia internacional más dramáticas, inesperadas e impredecibles de las últimas décadas. De los acontecimientos vividos, y los que irremisiblemente nos quedan por superar, parece fácil concluir que presenciaremos, - en un plazo no muy lejano- una nueva visión del orden mundial, de sus valores, de la economía, las relaciones internacionales y, sobre todo, de ese sistema que en su momento quisimos darnos y que conocemos como globalización.

Un escenario lleno de incertidumbres en el que seríamos partícipes de un proceso que terminará con el mundo globalizado tal y como lo conocemos hasta ahora y que provocará incremento exponencial de posiciones nacionalistas y proteccionistas, reforzando así la vuelta de la actividad de empresas deslocalizadas en otros mercados a suelo patrio.

En este sentido, el factor que más ha influido en el cambio forzoso y casi inusitado de los paradigmas económicos que inspiraban y sostenían nuestra forma de vida “global” ha sido la pandemia provocada por un virus – el Covid 19- que, a día de hoy, sigue constituyendo un misterio preocupante y del todo desconocido para la comunidad médica y científica mundial.

Se trata de una realidad plena de dramatismo, que además de remover muchas conciencias está poniendo a prueba los verdaderos liderazgos políticos de hoy, en un estado de cosas que ya ha ocasionado un durísimo golpe en todos los ámbitos de la actividad humana – sanitario, económico, empresarial…-.

Una situación de la que, sin duda alguna, costará mucho recuperarnos y que, además, se ha visto acompañada de una serie de condicionantes y circunstancias económicas – cualquier análisis que se realice obliga a reconocerlas- en forma de tormenta perfecta que no han hecho más que empeorar las incertidumbres y dificultades propias del contexto global en el que vivimos.

La gravedad asociada a esa pandemia vírica está transformando el mundo, pero no es menos acertado afirmar que con anterioridad a la propagación del virus mortal ya se estaban observando importantes cambios en la forma de ver y entender las relaciones internacionales, los intercambios comerciales y los negocios, en general.


En este nuevo estado de cosas han irrumpido dos grandes naciones del mundo - EE.UU y China - siendo evidente que las decisiones más o menos acertadas de sus dirigentes terminarán por incidir y afectar directamente a los pilares y fundamentos sobre los que se ha construido el sistema global que nos dimos tras la finalización de la Segunda Guerra Mundial.

Se trataría de una lucha fratricida entre dos conceptos y visiones confrontadas y representadas por dos países que buscan mantener y acrecentar su liderazgo económico, tecnológico y comercial en este escenario global tan incierto, complejo y cambiante.

Si hacemos una radiografía de la economía y las recientes tendencias del comercio internacional podemos constatar que - desde hace más de una década- se está produciendo un desplazamiento constante y creciente de los flujos de negocio hacia los países asiáticos y el área geográfica del Pacifico, constituyendo China la nación protagonista de dicho escenario, una realidad creciente que choca directamente con los intereses del liderazgo global ejercido, hasta el presente, por los EEUU.

Ese, y no otro, ha sido el verdadero origen de la guerra política, mediática y comercial abierta actualmente entre los EE.UU y el gigante asiático, país que no sólo ha logrado captar y alcanzar niveles – hasta ahora impensables- de crecimiento económico y de captación de inversión extranjera, sino que además ha logrado posicionarse como una de las naciones del mundo más relevantes en materia de desarrollo tecnológico en todos sus ámbitos.

Ante un escenario tan poco prometedor , el máximo dirigente americano comenzó una campaña institucional bajo el proteccionista lema de “Make America Great Again”, en la que la que no solo ha propuesto el retorno de empresas patrias deslocalizadas en otros mercados, sino que además incluye un importante y amplio paquete de sanciones en forma de prohibiciones o aumentos arancelarios - en muchos casos desmesurados e injustificados- a la importación de productos fabricados tanto China como en países pertenecientes al mercado interior de la Unión Europea.

Una declaración de guerra comercial en toda regla que a día de hoy va en aumento, y que está provocando no sólo la lógica ralentización y reducción de los intercambios comerciales internacionales, sino que además ha generado las lógicas dudas y desconfianza en tantas naciones.

Así las cosas, podría dar la impresión de que la “guerra abierta” entre los dos países acabase en una etapa de concesiones y cese de hostilidades - la atención a la crisis sanitaria global implica el uso de todos los recursos disponibles- pero nada más alejado de la realidad. Nos encontramos ante un clima enrarecido y un paréntesis obligado – ambas potencias continúan lanzándose acusaciones sobre la hipotética responsabilidad en la creación artificial del virus- lo que no va a implicar, de ninguna de las maneras, un armisticio…. en suma, una lucha de intereses que no tiene visos de finalizar, sino que, a todas luces, cobrará más fuerza.

Igualmente parece evidente que el ejercicio del liderazgo mundial frente a las crisis – se habla no sólo de recesión, sino que también se plantea la posibilidad cierta de una depresión de la economía global- constituye la mejor herramienta para reforzar el posicionamiento de cualquier país en el concierto internacional de naciones.

Pero ... ¿cuáles son las razones y fundamentos que sostienen dicha confrontación comercial y de propaganda¿, ¿por qué la persistencia de ambos países en posiciones inamovibles?. Básicamente solo hay una y se refiere a la lucha por parte de los EE.UU por continuar ejerciendo el liderazgo global como primera potencia del mundo y como el referente tecnológico que ha sido hasta ahora.

En este sentido la relevancia de monopolios empresariales como Google, Apple, Facebook o Amazon se ha comenzado a ver amenazada por grandes grupos empresariales chinos que, como ya han evidenciado y demostrado, cuentan con los medios y recursos suficientes para enfrentarse al gigante americano en un sector en el que, desde siempre, había ejercido un liderazgo indiscutible.

Dicha amenaza cobra especial transcendencia en el sector de la tecnología asociada al ámbito de internet y la telefonía móvil, ámbitos empresariales en los que China no sólo está avanzando a pasos de gigante, sino que además ha logrado superar a su “potencial contendiente”. Prueba de ello es el desarrollo e implantación del 5G.

Así las cosas, las cifras estadísticas sobre inversión tecnológica global señalan que el país asiático ha logrado superar a los EE.UU, aunque lo cierto es que hay que saber leer e interpretar dichos datos, ya que buena parte de ese capital pertenece a compañías extranjeras – sobre todo americanas- que han adoptado la decisión de posicionarse en China mediante la fórmula del offshoring.

Lo cierto es que estamos asistiendo a un escenario de cambios constantes e impredecibles, y que esta realidad se ve afectada de forma directa por una pandemia vírica que está asolando el mundo y que revierte, obligadamente, la visión sobre la economía global, la gestión de los negocios y la empresa, además de la funciones propias de las instituciones internacionales y multilaterales y la forma de hacer gobierno.

El desplome de la economía china es evidente. El país se ha visto obligado a clausurar la mayoría de sus centros de producción, a lo que además hay que añadir el cierre “sine die” y la consiguiente paralización de la actividad de un número considerable de empresas extranjeras posicionadas en la nación asiática. Su crecimiento económico, hasta ahora más o menos estable, ha caído un 5%, y el consumo interno ha sufrido un desplome repentino de consecuencias imprevisibles.

Igualmente, contabilizando solo el mes de febrero, las ventas minoristas han caído un 20%, y la inversión extranjera se ha visto afectada con una bajada del 26%, al igual que la producción industrial – caída de un 24,5%- y las exportaciones.

El problema consiste en que, a diferencia de los EE.UU - donde el crecimiento económico se fundamenta en el consumo interno- , el país asiático depende de su potencial exportador para garantizar la estabilidad económica y el impulso del crecimiento, razones por las que se puede aseverar que el país está atravesando una grave crisis que implica un circulo virtuoso del que será muy difícil salir.

Como no podía ser menos la economía de los EE.UU también ha sufrido las temibles e inciertas consecuencias de la propagación pandémica del virus. Además de acusar directamente a China de ser el país que ha provocado - ¿intencionadamente? - la crisis sanitaria y económica global en la que nos encontramos inmersos – un nuevo dato a añadir a la guerra que mantienen las dos naciones- parece que las medidas adoptadas por el gobierno americano para luchar contra la enfermedad han sido –y siguen siendo- muy laxas y contradictorias.

Sin embargo, en materia económica si ha comenzado a dar respuestas contundentes. Entre el paquete de medidas adoptadas cabría destacar la decisión de inyectar 85.000 millones de dólares al sistema con el fin de amortiguar los perniciosos efectos de la pandemia global y evitar el colapso de la economía nacional – el país ha superado ya la dramática cifra de 3.000.000 de parados. Igualmente, la FED ha reducido las tasas de tipos de interés, que actualmente se encuentran en un rango entre el 0% y el 0,25%. También se han disminuido los requisitos exigidos a los bancos y se ha decidido la compra masiva de deuda. 

En este estado de cosas parece que la grave situación que atraviesa el mundo global y las distintas medidas de choque adoptadas por ambas potencias para hacer frente a la crisis sanitaria y económica no van a lograr aminorar o frenar esa guerra comercial abierta que mantienen desde hace años, sino que –más pronto o más tarde- el conflicto terminará por reavivarse y adquirir una mayor virulencia.

Así las cosas, todos los datos económicos muestran que nos encontramos en la antesala de una recesión sin precedentes y que China, conocida hasta ahora como la fábrica del mundo y segunda economía global aprovechará las críticas circunstancias que atravesamos para impulsar una guerra fría muy diferente a la vivida después de la Segunda Guerra Mundial, que tiene como único telón de fondo el ejercicio del liderazgo económico global, verdadera razón, referente y caballo de batalla del enfrentamiento entre las dos potencias.

Conclusión

Llegados a este punto sería obligado hacer un pronóstico y plantear -una quimera, sin duda- con que nos encontraremos y que nos puede deparar la era post-pandemia. En este sentido parece fácil predecir que veremos un escenario de futuro muy diferente y cambiante, con la economía global en una crisis permanente de lo que derivará la temida vuelta a las posiciones nacionalistas- proteccionistas, así como el resurgimiento de las desconfianzas mutuas, con la parálisis o la ruptura definitiva del sistema multilateral de comercio, con la consiguiente desaparición de muchas empresas o la relocalización de su producción en origen o en mercados más cercanos… en definitiva, un escenario muy cercano a la depresión y nada halagüeño para una sociedad global, de la que se requerirán nuevos esfuerzos y grandes sacrificios.

En lo que se refiere al inicio de una segunda guerra fría protagonizada por China y los EE.UU todo apunta a que la nación americana acabará por perder el pulso en la confrontación, quedando por detrás de un país que, hasta el momento –y a pesar de los errores iniciales- ha sabido gestionar de una manera mucho más eficiente y eficaz una crisis sanitaria extendida globalmente en forma de pandemia. Así, la nación asiática saldrá reforzada de la compleja situación como verdadera protagonista del liderazgo global y primera potencia del mundo.

Y en el escenario que se comienza a dibujar ambos países están llamados a ejercer como los verdaderos y principales actores del proceso de inversión del orden mundial, un escenario en el que las tendencias actuales muestran un rechazo frontal a la interdependencia global con el consiguiente aumento de la participación regional en el comercio de bienes y servicios - desde el año 2013 ha aumentado un 2,7%-. Igualmente se producirán cambios significativos en la cadena de valor, con la consiguiente aproximación los suministros a los países de origen - buscando minimizar los riesgos asociados a la fabricación en mercados lejanos-, a lo que además habría que añadir una caída estrepitosa de los flujos globales en materia de inversión extranjera.

Lo que sí parece evidente es que, una vez que se pueda salir del círculo virtuoso asociado a la crisis sanitaria que estamos padeciendo el mundo y la economía sufrirán una transformación de dimensiones impredecibles, una realidad que obligará tanto a países, como a gobiernos, instituciones internacionales y empresas a reinventarse y reconstruir , desde la cooperación, la solidaridad y el pensamiento crítico y analítico, un sistema global que habrá tocado fondo o , cuando menos se encontrará herido de muerte… y es en este escenario donde EE.UU genera más dudas que China.

COMMENTS

BLOGGER: 1

Nombre

5 fuerzas de Porter,1,Acceso al Mercado,90,Acuerdos de Libre Comercio,1,Adrián José Navarro Loyo,9,Aduanas & Trámites Documentarios,89,África,17,África del Norte,9,África del Oeste,4,África del Sur,1,Agencia de Aduana,1,Agencia de Aduanas,1,Agencia de Carga,1,Agente Comercial,1,Alemania,6,Alexander Rosado Serrano,5,América,64,América del Norte,20,Análisis y Opinión,93,Andrea Perunetti,6,Angel Amutio,5,Angélica Herrera,9,Angola,1,Antonio Paraiso,15,Arabia Saudí,2,Arbitraje Internacional,7,Argelia,6,Argentina,1,ASEAN,1,Asia,73,Asia Central,1,Asia Oriental,21,Australia,6,Barreras No Arancelarias,1,Bélgica,1,Bielorrusia,1,Bill of Lading,1,Bolivia,3,Borja Medín Suárez,3,Brasil,8,Cadena de Abastecimiento,1,Canadá,5,Carta de Crédito,4,Centroamérica y El Caribe,4,Certificación Internacional,4,Chile,6,China,10,Cobranza Documentaría,1,Colombia,3,Comercio y Negocios Internacionales,129,Confecciones,1,Consultoría,32,Contenedor,1,Contenido Patrocinado,1,Contratación Internacional,49,Contratos con Intermediarios,9,Contratos de Compraventa,20,Corea del Sur,2,Croacia,1,Daniel Manzano Mira,8,Daniel Yupanqui Carbajal,6,Darinel Herrera,9,Decoración del Hogar,2,Diario del Exportador,209,Dirección y Emprendimiento,71,Distribución Física Internacional,37,Distribuidor,1,Documento de Transporte,5,Documentos de Comercio Exterior,2,Dumping,1,Ecuador,2,Edgar Javier Fernandez Custodio,6,EFTA,2,Emiratos Árabes Unidos,18,Emmanuel Guzmán A.,5,Empresas,2,Empresas Exportadoras,1,Entrevistas,9,Envase y Embalaje,21,Erick Paulet Monteagudo,9,Escenario Internacional,120,España,4,Estadísticas,50,Estados Unidos,9,Estonia,1,Estudios de Mercado,7,Europa,40,Europa Central,9,Europa del Este,6,Eventos Internacionales,54,Expertos,32,Exportación,358,Exportación de Servicios,2,Felipe Génova,6,Ferias,9,Filipinas,4,Financiamiento,24,Finanzas Internacionales,102,Fiscalidad,1,Formas de Pago,1,Formas y Medios de Pago,73,Forward,1,Francia,3,Francisco-Ramon Zúñiga,17,Fuentes de Información,40,Gregorio Cristóbal Carle,15,Guatemala,1,Guinea Ecuatorial,1,Hablemos Exportador,10,Hernán Vitale,3,Herramientas para la Internacionalización,42,Hilados de Lana o Pelo Fino,1,Historias,6,Hong Kong,1,Ilonka Acosta Coiscou,4,Importación,20,Importación & Gestión de Compras,22,Incoterms,96,Incoterms 2020,12,India,1,Indonesia,2,Infografías,34,Innovación,1,Instrumentos de Política Comercial,1,Inteligencia Competitiva,1,Inteligencia de Mercados,155,Internacionalización,421,Internacionalización & Exportación,412,Investigación de Mercados,64,Italia,2,Japón,7,Javier Alfredo Belandria Sánchez,45,Jordania,2,José Dueñas,30,José Luis Valencia Montano,6,Jose Ramon Gonzalvez,11,Juan Carlo Muñoz Fiore,6,Kazajistán,1,Legislación del Comercio Internacional,109,Logística,2,Logística & Transporte,168,Lourdes Ortecho,9,Mailorth Loría Martínez,4,Malasia,5,Manuel David Martín Rodríguez,14,Manuel Franco,15,Marca País,1,Maria Isabel Osterloh Mejía,6,Marketing,3,Marketing & Gestión Comercial,232,Marketing Digital,8,Marketing Mix,42,Marruecos,2,Medios de Pago,8,Mercados Emergentes,1,México,6,Modos de Entrada a los Mercados Internacionales,43,Mozambique,1,Negociación Internacional,36,Nicola Minervini,62,Nigeria,1,Normas de Origen,1,Nueva Zelanda,1,Oceanía,7,OEA,1,Omán,2,Operadores de Comercio Exterior,2,Operadores Logísticos,17,Oriente Medio,27,Panamá,2,Paraguay,1,Perú,8,Polonia,2,Prácticas de negocio,67,Prendas de Vestir,1,Productos Pesqueros,2,Promoción,1,Propiedad Intelectual,8,Publicaciones,13,Qatar,1,Regímenes Aduaneros,32,República Dominicana,1,Revista,10,Riesgos en el Comercio Internacional,2,Ruben Bermudez,5,Rumania,1,Rusia,3,Singapur,4,Speakers,32,Sudamérica,35,Sudeste Asíatico,19,Suiza,2,Tailandia,2,Tendencias de Consumo,1,Textiles para el Hogar,3,Tipo de cambio,1,Tipos de Carga,1,Trámites de Exportación,12,Trámites de Importación,17,Transporte Internacional,86,Tratados de Libre Comercio,1,Turquía,6,Unión Europea,28,Uruguay,4,Venezuela,1,Víctor Mondragón,1341,Video,21,Vietnam,1,Walter Gudiño,1,Webs y Medios,40,Yorleny Jiménez Rojas,12,
ltr
item
DIARIO DEL EXPORTADOR: La senda económica hacia la inversión del orden global: No sólo es el Coronavirus
La senda económica hacia la inversión del orden global: No sólo es el Coronavirus
“Lo único seguro es que tras la crisis global generada por la pandemia vírica el mundo dejará de ser como lo conocemos”
https://1.bp.blogspot.com/-K_nzdDn38vo/Xopya5ZeMDI/AAAAAAAAL_s/goxDMSIIhKMMRSGQqyCqFDNodPE2AG3OACNcBGAsYHQ/s1600/La%2Bsenda%2Becon%25C3%25B3mica%2Bhacia%2Bla%2Binversi%25C3%25B3n%2Bdel%2Borden%2Bglobal%2B-%2BNo%2Bs%25C3%25B3lo%2Bes%2Bel%2BCoronavirus.jpg
https://1.bp.blogspot.com/-K_nzdDn38vo/Xopya5ZeMDI/AAAAAAAAL_s/goxDMSIIhKMMRSGQqyCqFDNodPE2AG3OACNcBGAsYHQ/s72-c/La%2Bsenda%2Becon%25C3%25B3mica%2Bhacia%2Bla%2Binversi%25C3%25B3n%2Bdel%2Borden%2Bglobal%2B-%2BNo%2Bs%25C3%25B3lo%2Bes%2Bel%2BCoronavirus.jpg
DIARIO DEL EXPORTADOR
https://www.diariodelexportador.com/2020/04/la-senda-economica-hacia-la-inversion.html
https://www.diariodelexportador.com/
https://www.diariodelexportador.com/
https://www.diariodelexportador.com/2020/04/la-senda-economica-hacia-la-inversion.html
true
7395201617033218037
UTF-8
Loaded All Posts Not found any posts VER TODO SIGUE LEYENDO Reply Cancel reply Delete By Portada PAGES POSTS Ver todo RECOMENDADOS SECCIÓN ARCHIVE SEARCH ALL POSTS Not found any post match with your request REGRESAR Sunday Monday Tuesday Wednesday Thursday Friday Saturday Sun Mon Tue Wed Thu Fri Sat January February March April May June July August September October November December Jan Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec just now 1 minute ago $$1$$ minutes ago 1 hour ago $$1$$ hours ago Yesterday $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago more than 5 weeks ago Followers Follow ESTE CONTENIDO ESTÁ BLOQUEADO PASO 1: Compartir en una Red Social PASO 2: Ingrese al enlace públicado en su Red Social Copy All Code Select All Code All codes were copied to your clipboard Can not copy the codes / texts, please press [CTRL]+[C] (or CMD+C with Mac) to copy Table of Content