Coronavirus, innovación y empresa

Aquellos que tenemos una responsabilidad en la dirección de nuestras empresas tenemos el reto de gestionar la incertidumbre e innovar

“La innovación empresarial consiste en llevar a cabo nuevos esfuerzos para obtener distintos resultados que generen valor y sirvan de palanca para diferenciarse de la competencia, ganar competitividad y poder en los mercados, además de aumentar la reputación de la organización”.
La pandemia y la crisis global han sorprendido al mundo por lo inesperado de sus efectos, además de por la incapacidad manifiesta de dar una respuesta tan inmediata como eficaz a sus terribles consecuencias en todos los ámbitos de la actividad humana. 

Atravesamos una situación global definida por una tremenda complejidad, un escenario que nos está advirtiendo sobre la debilidad de la estructura y los valores en los que creíamos y sobre los que se ha venido asentando el mundo en las últimas décadas… en este sentido parece evidente que nada es infalible y que será necesario reconstruir unos paradigmas que han terminado por perder toda su vigencia, sentido y actualidad. 

No se trata exclusivamente de una cuestión limitada al ámbito económico, sino que más bien parece referirse a las raíces del propio sistema – con sus defectos y virtudes- que consensuamos y decidimos darnos después de haber sufrido las terribles consecuencias de la segunda conflagración mundial. 

Todo ello significa que estamos obligados a reinventarnos, a resetearnos a transformar y a ver y entender de otra forma tanto las relaciones internacionales como la formas de gestionar la cosa pública, las empresas o el impulso de la integración global y los intercambios internacionales. 

Lo que parece evidente es que hemos cerrado, casi a la fuerza, un capítulo de la historia de la humanidad y nos dirigimos de forma irremisible e inevitable hacia la creación de un nuevo orden mundial que implicará una nueva visión y una forma distinta de entender las cosas. 

Como es lógico la gestión de la empresa no es una labor ajena a este nuevo escenario. Un contexto definido por los graves efectos de una crisis global que ha obligado a las organizaciones a meditar, pensar, adaptarse y actuar - más aún, si cabe- de forma diferente, a reforzar sus intangibles, su misión y sus valores sociales sostenibles, a recalcular las tareas y aportaciones de su capital social, a buscar el talento auténtico y la excelencia como referente de su actividad y a repensar sus objetivos y estrategias…en suma, a buscar un nuevo sentido y significado a su nueva interactuación con un entorno cambiante, volátil y a la espera de una nueva definición. 

Y es en este entorno en el que cobran especial sentido y relevancia las aptitudes y competencias para ser capaz de prever escenarios y adelantarse a los difíciles acontecimientos que estamos viviendo como elemento diferenciador… una razón más que suficiente y justificada para que las compañías asuman nuevos retos y mayores riesgos, sean más creativas, transgresoras, y se atrevan a transformar y romper unos esquemas y moldes que han quedado repentina e inesperadamente obsoletos… y todo ello solo se logra desde la mentalidad innovadora y la predisposición a hacer cosas nuevas y diferentes.

El valor de la innovación empresarial en un mundo cambiante

Las empresas más valoradas por los mercados financieros no son aquellas que tiene más activos físicos e inversiones en bienes duraderos, sino las que tienen capital intelectual y conocimientos que les permiten diseñar ventajas competitivas e innovar…. ¿por qué?

Porque son capaces de ampliar horizontes exportadores, asumiendo los nuevos retos, incertidumbres y riesgos asociados a la situación actual de los mercados internacionales.

Porque adoptan decisiones desde la planificación y el pensamiento estratégico y cuentan con la visión, habilidades y capital humano requerido para entender y explotar las nuevas oportunidades de negocio.

Porque diversifican y mejoran productos y procesos preocupándose por el consumidor y la sociedad y aportando el consiguiente valor diferenciador.

Porque son flexibles, saben prever los cambios y son capaces de adaptarse a la compleja realidad actual.

Porque invierten y creen en el activo humano como elemento esencial de la organización.

Porque fomentan usan e incentivan activamente la innovación, la transformación digital y las nuevas tecnologías como elementos fundamentales del negocio.
La innovación constituye el pilar y la fuerza motriz de cualquier negocio porque, más pronto que tarde, cualquier organización que carezca de la capacidad y la creatividad necesaria para marcar la diferencia estará condenada a su declive y casi segura desaparición.

Muchas empresas no son conscientes o no prestan la debida atención a la innovación como verdadera ventaja competitiva sostenible y herramienta ineludible para el crecimiento, llegando incluso a renegar de la planificación y el desarrollo de las correspondientes políticas.

Actualmente vivimos en un entorno VICA – volátil, incierto, complejo y ambiguo- agravado además por las consecuencias inesperadas e impredecibles de la pandemia provocada por la Covid-19. 

El proceso de adaptación y cambio en la empresa pasa ineludiblemente por el conocimiento de la nueva realidad, la capacidad de prever escenarios futuros, el pensamiento crítico - estratégico y la mentalidad innovadora, lo que también exige el reforzamiento de las políticas internas de la organización en esta materia – tanto en capital humano como en recursos económicos- 

Pero….¿qué es y en qué consiste la innovación empresarial? Se trata de cualquier mejora de la actividad de la organización – productos, servicios, gestión, comercialización, producción….- realizada mediante cambios operados en cualquiera de sus ámbitos – incluído su capital humano-

¿Qué se pretende con la implantación de una política de innovación en la compañía? Los objetivos son muy diversos pero básicamente se busca: 1. Diferenciación 2. Aportación de valor 3. Posicionamiento en los mercados 4. Imagen de marca, prestigio, reputación y reconocimiento social 5. Aumento de las capacidades de comercialización de bienes y servicios 6. Búsqueda permanente de la excelencia y mejora de la calidad 7. Mejora de los conocimientos y capacidades del capital humano 8. Capacidad de respuesta a los cambios operados en los mercados y a las nuevas necesidades de clientes y potenciales compradores. 9. Mayor durabilidad del ciclo de vida del producto 10. Racionalización de costes y gastos y mejoras en la gestión estratégica de la organización.

En este sentido las organizaciones deben de contar con una visión clara y unívoca de lo que significa la tarea de innovar en el contexto en el que desenvuelven su actividad, ya que solo de esta forma serán capaces de establecer los objetivos y las políticas más adecuadas a la realidad, circunstancias y condicionamientos del escenario comercial que le es propio.

Así las cosas la innovación empresarial no está vinculada exclusivamente a la materia tecnológica y a las obligadas transformaciones en este ámbito de la actividad de la organización.

“Todo es mejorable” por lo que consecuentemente, la gestión e implantación de procesos de exploración para la innovación deben de abarcar y abordar todas las áreas de actividad de la compañía.

No se trata de algo aislado, por lo que, en estas complejas y extraordinarias circunstancias el staff directivo de la empresa tiene que implicar a la totalidad de su capital humano en la definición de los objetivos y estrategias a seguir, comunicando adecuadamente sus pretensiones y planteando y estructurando racionalmente una actividad basada en el pensamiento “en contribución” como referente para mejorar su política en esta materia.
El establecimiento de las bases y fundamentos de una política de innovación meditada, sólida y racional constituye un instrumento estratégico ineludible e insustituible para el crecimiento en eficacia, eficiencia, rentabilidad y reputación de la empresa. Un factor que aporta el necesario valor añadido para diferenciarse de la competencia y ganar poder en los mercados… porque innovar significa dar respuesta a las necesidades crecientes de la sociedad a la que debe ir dirigida cualquier actividad de la compañía.
Cualquier proceso de innovación empresarial va a requerir de la escucha activa de lo que quiere y requiere el consumidor, potencial comprador y la sociedad en general.

La creatividad, el pensamiento y el activismo creativo constituyen la base fundamental de la innovación, y debe de ser abordada como un elemento transversal en la actividad global de la empresa como refuerzo y conexión entre su marca, los consumidores, usuarios y la sociedad en general.

Vivimos una emergencia de carácter internacional, y no existen paradigmas previos para conocer cómo se debe abordar la compleja situación, un momento en el que la innovación cobra mayor relevancia y significado.

A modo de conclusión las empresas que sigan haciendo lo mismo, en un estado de cosas provocado por vertiginosos cambios y la crisis surgida de la Covid-19, seguirán obteniendo los mismos resultados, lo que significa que no innovar es sinónimo de estancarse, de no avanzar y de no sumarse a la necesaria evolución y adaptación a la nueva realidad empresarial global. 

En este entorno cada vez más incierto y complejo la innovación empresarial se ha convertido en un valor estratégico imprescindible e ineludible para poder garantizar la permanencia y el crecimiento de las compañías en los mercados internacionales.

Mundo global, pandemia, innovación y cambio.

Vivimos en un escenario global cada vez más complejo e incierto, factores que se han visto ineludiblemente acrecentados por el surgimiento de la pandemia provocada por la Covid-19.

Una realidad que es sinónimo de transformación y cambio en todos los ámbitos de la actividad humana, hasta el punto de implicar un nuevo camino hacia la creación de un orden mundial diferente y hasta ahora desconocido.

Todo ello significa que la empresa está obligada a adaptarse a un contexto que exige nuevas visiones y nuevas estrategias para poder alcanzar los objetivos de crecimiento y supervivencia en los mercados.

Un pensamiento que va a requerir a las organizaciones – con independencia de su tamaño- de mayores esfuerzos para aportar valor y diferenciarse de la competencia.

Transformar, adaptar, reinventarse y crear e innovar se constituyen en elementos estratégicos clave para las compañías que actualmente desarrollan su actividad y que continuarán haciéndolo en la época post-pandemia.

Cambiar y adaptarse es necesario, la cuestión estratégica que debe resolver la empresa es en qué debe producir cambios y cómo tiene que llevarlos a cabo, lo que va a exigir un proceso previo de exploración. Innovar y transformar es cambiar, actualmente no es una elección.

No hay alternativa, pero también es cierto que no es necesario cambiar lo que funciona, mientras funcione, motivo por el que cualquier organización está obligada a realizar un seguimiento continuo de la evolución y tendencias del escenario en el que actúa, de sus productos, mercados, consumidores y sociedad en general.
  1. Cambio Reactivo: Cambiar reaccionando ante el entorno.
  2. Cambio Proactivo: Cambiar preparando el cambio antes de que las condiciones lo requieran realmente, para conseguir posicionarse ventajosamente cuando el cambio sobrevenga.
  3. Cambio Innovador: Disponer de todo tipo de medios necesarios para crear y pilotar el cambio, para convertirse en los líderes incontestables y permanentes de la nueva situación generada por la pandemia. 
Prever el cambio desde la estrategia sitúa a las organizaciones en niveles de competencia óptimos llevándolas al liderazgo permanente.

Las compañías requieren de estructuras ágiles y despiertas, capaces de vivir lo inesperado, circunstancia que además demanda dos cualidades esenciales:
  1. La flexibilidad para la adaptación permanente. 
  2. La especialización, para aprovechar y rentabilizar al máximo sus capacidades y fortalezas. 
Nadie duda que la crisis provocada por la pandemia va a llevarnos a un nuevo escenario internacional mucho más complejo y hasta el momento del todo impredecible… nada va a ser igual incluso cuando se alcance la deseada situación de normalidad. Los gobiernos se verán obligados - ya lo están- a aumentar el gasto público, a cambiar sus prioridades y a reducir los recursos que habitualmente destinaban al fomento de la actividad empresarial.

Además los mercados también sufrirán una importante transformación, al igual que las formas de hacer negocios – cobrando especial relevancia el escenario virtual- y los hábitos de consumo del comprador y de una sociedad más preocupada por la salud, la distancia y la seguridad.

Objetivos de los procesos de innovación

La innovación debe generar alguna mejora, debe de contar con una utilidad demostrada, poderse reproducir, y lo que es más importante, ser realmente novedosa.

Comúnmente es asociada al ámbito de las nuevas tecnologías y patentes de producto, pero la empresa puede innovar en todos los ámbitos de su actividad, incluyendo los servicios.

La mayor parte del tejido empresarial son mypes, que tienen poco margen de inversión en I+D y generalmente carecen de una estructura sólida en este ámbito, por lo que conviene crear mercados de I+D y profesionalizar la cadena I+D+i.

Lo que no cabe duda es que la innovación en el seno de la empresa afecta a toda la cadena de valor y constituye la mejor herramienta generar ventajas competitivas, diferenciar a la organización de la competencia e incrementar su competitividad internacional.

La realidad es que no se trata de una tarea exclusiva de la empresa, sino que debe estar en la conciencia de todos. En este sentido los gobiernos están obligados a crear políticas públicas de fomento a la innovación, dotándolas de los necesarios recursos.

Innovación y estrategia empresarial

Cualquier política implantada por la empresa requiere de una planificación estratégica previa y meditada que defina y delimite claramente tanto los instrumentos, como los objetivos, las estrategias y las tácticas a seguir en el proceso posterior de aplicación práctica y seguimiento de las decisiones adoptadas. 

En un escenario global la posición estratégica de la empresa frente a la nueva realidad y su grado de adaptación al constante cambio tecnológico, la innovación y los nuevos procesos de gestión será determinante para su subsistencia en el nuevo escenario mundial del comercio. Comprender que las estrategias tradicionales están resultando obsoletas y asociar la innovación y el diseño al impulso del crecimiento en el siglo XXI son factores que marcarán la diferencia entre ser competitivo o formar parte del vagón de cola.
Las empresas innovadoras disfrutan de una indudable ventaja competitiva sostenible sobre sus rivales. En un mundo donde la capacidad de innovación es tan valiosa, es fundamental que los directivos entiendan qué es y cómo pueden fomentarla en el seno de la empresa ya que incrementa el valor añadido de su oferta, gana en competitividad y reduce costes.
La gravedad de la situación provocada por la pandemia está obligando a la empresa a replantearse todo, desde los objetivos y estrategias hasta la gestión de sus políticas, sus costes, sus recursos humanos y financieros y la propia estructura interna de la organización.

Muchas compañías no han sabido o sido capaces de abordar, desde la previsión y adaptación al complejo y cada vez más competitivo escenario en el que desarrollan su actividad, su necesaria transformación – básicamente fundamentada en la innovación- lo que actualmente está provocando su progresiva pérdida de poder, influencia y reconocimiento en los mercados.

Es precisamente en este difícil contexto en el que se deben acelerar e implantar los procesos relacionados con la política de innovación, porque las organizaciones que no piensen estratégicamente en innovar estarán condenadas a quedarse atrás, e incluso a desaparecer.

Diseñar desde la estrategia y el pensamiento crítico y analítico un esquema de innovación para su posterior materialización sería el primer paso para garantizar la competitividad de la organización, o cuando menos su permanencia en los mercados hasta que, una vez superada la crisis provocada por la pandemia, puedan llegar tiempos mejores.

¿Qué sucede cuando las organizaciones no innovan?

Conocemos los caminos y procesos para innovar pero si la compañía no los lleva a la práctica de nada habrá servido la inversión realizada.

Las barreras asociadas a la innovación son muy variadas y cualquiera de ellas puede llegar a hacer fracasar el proyecto: 1. Miedo a aplicar lo desarrollado en el plano teórico, retraso en la toma de decisiones y su aplicación, ausencia de la planificación estratégica adecuada, procesos mal organizados y objetivos desacertados 2. Escasez o falta de recursos para la gestión innovadora 3. Falta de pensamiento creativo o de los conocimientos especializados necesarios 4. Ausencia de las necesarias interacciones cuando la innovación se desarrolla en equipo.

Las consecuencias son tan esperadas como lógicas e importantes, y no deben de ser relativizadas por la organización: 1. Pérdida de competitividad 3. Pérdida de poder y visibilidad en los mercados 4. Pérdida de reconocimiento por parte de compradores, consumidores potenciales y usuarios. 5. Pérdida de oportunidades 6. Pérdida de capital humano 7. Desaparición prematura.

Gráfico: Ranking mundial de innovación empresarial

La innovación es riesgo: Innovar es tomar riesgos sin miedo al fracaso. Es estar dispuesto a fallar a menudo y a fallar rápido. Innovar es, pese a los errores y los intentos fallidos, nunca dejar de intentar cosas nuevas, nunca dejar de empujar, nunca dejar de soñar.

La innovación es un hábito de trabajo: La innovación no es fruto de un gran invento espontáneo, sino que emerge como consecuencia de una gran cantidad de “pequeñas apuestas” durante un largo período de tiempo. La suma de muchos pequeños descubrimientos adaptativos es lo que poco a poco va conformando una innovación exitosa. Innova cada día. –coraje, humildad, perseverancia- 

La innovación no genera efectos inmediatos ni garantiza una tasa de retorno concreta y en muchos casos no llega a alcanzar las expectativas esperadas. 

La innovación es un deporte de equipo: Las mejores ideas no ocurren cuando las personas se aíslan, sino que surgen interacción con los demás. Lo más común es encontrar ideas fruto de la relación con el grupo, cuando confluyen mentalidades con perspectivas diferentes. 

La innovación debe abarcar al conjunto de la organización: Innovar por igual en todos los niveles de tu organización, y no sólo en el tecnológico. Hoy para poder prosperar necesitas innovar en todas tus áreas y funciones: estrategia, procesos, productos, modelos de negocio,… Que en tu empresa exista una verdadera cultura de la innovación.
La mayor parte del tejido empresarial son mypes, que tienen poco margen de inversión en I+D+i y generalmente carecen de una estructura sólida en este ámbito, por lo que conviene crear mercados de I+D+i y profesionalizar la cadena de la innovación. 

Lo que no cabe duda es que la innovación en el seno de la empresa afecta a toda la cadena de valor y constituye la mejor herramienta para crear valor, generar ventajas competitivas y diferenciar a la organización de la competencia como vía para incrementar la competitividad internacional 

La realidad es que no se trata de una tarea exclusiva de la empresa, sino que debe estar en la conciencia de todos. En este sentido los gobiernos están obligados a crear políticas públicas de fomento a la innovación, dotándolas de los necesarios recursos. 

Por este motivo es del todo necesario articular mecanismos legales eficientes y eficaces en la protección de los derechos asociados a la propiedad industrial así como adquirir la conciencia sobre la obligación de inscribirlos en el Registro correspondiente.

La innovación es creatividad paciencia y persistencia pero requiere de un orden sustancial y unas pautas ajustadas a las siguientes fases o etapas 1. Concienciación sobre la necesidad estratégica de innovar 2. Definición de políticas y factores a potenciar 3. Determinación de objetivos 4. Organización, estructura, presupuestos y plazos 5. Exploración de procesos 6. Desarrollo procesos 7. Seguimiento, evaluación y puesta en práctica resultados.

Procesos y formas de innovación empresarial.

Existen distintas formas básicas para llevar a cabo los procesos de innovación en el seno de las organizaciones, una labor que siempre debe de contar con el referente de la mejora continua, la gestión de la calidad y la búsqueda constante de la excelencia.

Entre las modalidades más recurrentes de las compañías a la hora de abordar la innovación cabe destacar:

1. Innovación individual: Aunque se haya demostrado que no es el más adecuado ni eficiente si es el que parece tener una mayor aceptación. El modelo implica al capital humano para el desarrollo de proyectos a nivel individual, siempre con el apoyo de la propia empresa que proporciona los recursos materiales necesarios para alcanzar los objetivos. Google es un ejemplo: Ofrece la logística necesaria concediendo el 20% de su tiempo a los trabajadores para que desarrollen iniciativas propias. En este caso son especialmente relevantes los procesos de selección del personal, en los que se valora tanto su capacidad de iniciativa como su creatividad. 

2. Mejora de procesos: Trata de incidir en la mejora de un producto, servicio o contenido que ya está posicionado en el mercado, perfeccionando una versión inicial capaz de dar respuesta a las nuevas necesidades de consumidores, usuarios y potenciales compradores. En esta época de pandemia, en la que es necesaria la adaptación a la nueva realidad, muchas compañías están optando por la mejora de procesos porque además, los costes asociados suelen ser inferiores – siempre es más barato mejorar que crear-. Compañías como Coca-Cola son partidarias de este modelo que requiere, a diferencia del individual, el trabajo en equipo y la implicación directa del capital humano de la organización 

3. Innovación continua: Trata de añadir algo nuevo y complementario a la oferta que ya aporta la empresa al mercado – vender sándwiches junto al refresco- 

4. Innovación disruptiva: Se trata del modelo más recurrente en la actualidad, y por lo que parece, el que más auge va a cobrar en el complejo e incierto escenario en el que están obligadas a actuar las empresas. Busca producir cambios radicales que se puedan traducir en ofertas de valor en un determinado mercado, tomando como referencia el flujo de información sobre los constantes cambios operados en el mismo. El inconveniente principal de esta opción innovadora es que tarda en generar resultados, la ventaja consiste en que cuando los produce el impacto es mucho mayor. Sirva como ejemplo la creación de internet. 


5. Modelo de ganancias o beneficios - Profit Model- : Encontrar la forma de generar ingresos es fundamental para que la empresa pueda continuar desarrollando su modelo de negocio. Este modelo exige un estudio detallado y actualizado de forma constante de las necesidades de clientes y usuarios para convertir las oportunidades en ingresos reales, algo que en el actual estado de cosas se convierte en una “estrategia de guerra”.

6. Modelo en Red: En este mundo global y permanentemente conectado es muy complejo actuar en solitario. La innovación en red permite la creación de sinergias, la minimización de riesgos y la optimización de recursos y la reducción de costes asociados a los correspondientes procesos. Experiencias, capacidades y talento se aúnan en un interés común que va a reportar beneficios a todos los implicados.

7. Innovación abierta: Actualmente es uno de las formas más utilizadas porque está demostrado que el otorgar libertad al capital humano de la organización para que desarrolle su creatividad aporta mayores beneficios y mejora la tasa de retorno de la inversión realizada por la compañía.
La innovación se consigue invirtiendo en las personas: La inmensa mayoría de las ideas empresariales (más del 70%) vienen de los trabajadores, y no del I+D (sólo el 8%). ¿Quieres que en tu empresa florezcan las ideas y el negocio prospere? Pues entonces necesitas tener empleados con iniciativa y compromiso, lo que implica un salario emocional de libertad, confianza y realización personal.
La innovación debe ser abierta: Las ideas valiosas pueden provenir tanto desde dentro como desde fuera de una organización. Hoy la innovación abierta -open innovation- y el crowdsourcing -externalización de la producción al cliente- permiten a las empresas aprovechar los recursos externos para mejorar sus productos y servicios.

Enfoques estratégicos del proceso de innovación

Los procesos de exploración para la innovación pueden tener como referencia enfoques y objetivos muy diversos, concentrando su interés en un elemento concreto o en la combinación de varios, dependiendo de los intereses de la compañía.

1. Productos: La innovación se puede referir tanto a su rendimiento, aportando nuevas ventajas competitivas, calidad y mayor valor, como a la creación o actualización de nuevos que complementen los ya existentes. De esta forma se loga aumentar la satisfacción y fidelización del cliente hacia la oferta proporcionada por la empresa, despertando la atención y el posible interés de potenciales consumidores.

2. Servicios: Trascendental en una época en la que se valoran especialmente los intangibles, y en la que cobra especial relevancia la seguridad sanitaria. El desarrollo y mejora de sistemas logísticos eficientes y la innovación en materia de atención al cliente se constituyen en factores especialmente valorados como elementos añadidos para mejorar el valor y la utilidad real de la oferta. Que el producto sea fácil de probar y disfrutar también potencia la percepción positiva y el comportamiento del cliente.


3. Estructura interna: La forma en la que se organiza la compañía para alcanzar los objetivos previstos y el potencial deseado se constituye en otra posible vía para la innovación. Esta se puede centrar en los activos económicos como humanos, los tangibles y los intangibles como herramienta que además será útil para la captación de talento.

4. Procesos: La innovación en esta área se percibe como uno de los elementos más relevantes para lograr la diferenciación de la competencia y la visibilidad de la empresa. Se enmarca en el concepto de mejora continua y búsqueda constante de la excelencia. Habitualmente aborda la sistematización y su enfoque suele estar vinculado a los procesos y capacidades de producción. Se trata de buscar la eficiencia y eficacia de los mismos empleando capacidades únicas y distintivas para adaptarse con mayor facilidad al ecosistema en el que actúa la organización.

5. Canal: Una de las áreas más importantes para el desarrollo de la innovación, ya sea un canal físico o virtual. La incidencia de la pandemia y la sensibilización de la población hacia la seguridad sanitaria está obligando a las empresas a implantar y/o acelerar procesos de transformación digital como instrumento para facilitar la compra en cualquier momento y lugar a un coste asequible y atractivo, lo que aumenta el grado de satisfacción del cliente y el posicionamiento y reputación de la compañía.

6. Ventas: la innovación en ventas permite que los equipos comerciales sean mucho más eficientes y eficaces en el desarrollo de su actividad profesional. 

Actualmente el proceso de exploración para la innovación en esta área está asociado a la información y el análisis del comportamiento del consumidor – sin olvidar el conocimiento y seguimiento de lo que hace la competencia con la finalidad de poder crear estrategias más inteligentes que les ayuden a mejorar resultados.
La transformación digital de la empresa ayuda a ofrecer servicios más rápidos, personalizados y eficaces. Mediante el sistema CRM se registran y obtienen resultados a partir de los datos sobre las necesidades y el comportamiento del consumidor. Una base de datos centralizada con los perfiles, informes y reportes actualizada en tiempo real, lo que permite personalizar las propuestas de ventas.
El marketing digital permite identificar estrategias para el cambio y la RSC permite aumentar el impacto social de la compañía para lograr mejorar sus ventas y su poder en los mercados.
7. Gestión administrativa: La innovación en este ámbito, que en este caso es transversal, está enfocada a la búsqueda de sistematización y digitalización de procesos. Se trata de ganar en competitividad, eficiencia y eficacia además de reducir tareas y los costes asociados a cada actividad. Igualmente trata de mejorar tiempos de respuesta así como el grado de satisfacción, implicación y el sentimiento de pertenencia del personal a la organización.

Al tratarse de una modalidad de innovación trasversal se constituye en motor e impacto positivo en todas las unidades de negocio de la compañía. Lo más importante es que permite el acceso a la información contrastada y de calidad en tiempo real, lo que permite ganar en eficiencia – Big data, Inteligencia artificial, Cloud computing….-

8. Innovación en talento humano: Mejorar las capacidades, conocimientos, recursos y habilidades – especialmente en el ámbito digital- del capital humano, desde la búsqueda constante de la excelencia redunda en la eficiencia y eficacia de la empresa que, en consecuencia logra aportar más valor y ganar en competitividad y diferenciación, siendo mejor valorada y poniéndola en disposición de captar talento.
“¿Qué sucede si formo a mi personal y luego decide abandonar la empresa? En lo que Ud. debe pensar es en que sucede si no lo forma y luego se queda”
9. Innovación tecnológica: Actualmente, con la incierta situación generada por la pandemia la transformación digital de las organizaciones cobra más relevancia, si cabe.

La incorporación de procesos y servicios que mejoran las capacidades empresariales aumentan la eficiencia pero no serán suficientes sin contar con el factor tecnológico. 

Especialmente relevante es la aplicación de la tecnología para el conocimiento del entorno y la obtención de datos e información en tiempo real para la posterior toma de decisiones e implantación de estrategias. Igualmente la creación de técnicas inteligentes de gerencia requiere de este importante factor.
1. Big data 2. Inteligencia de la información 3. E-learning 3.0 para mejorar las competencias del capital humano 4. Oficinas conectadas inteligentemente y trabajo on-line – teletrabajo- 5. Cloud computing 6. Marketing digital –Marketing de contenidos. 7. Redes sociales y comercio electrónico.
10. Innovación financiera: Se refiere a los posibles cambios y mejoras producidos en la propia estructura del modelo de negocio o en la cadena de valor del mismo.

En este ámbito cobran especial relevancia las estrategias destinadas a la reducción de costes y la minimización de riesgos, un enfoque que en muchos casos busca la colaboración con terceros, ya sea en calidad de socios o simples participantes en el proyecto.
La situación de crisis provocada por la pandemia está obligando a las organizaciones a articular e implantar ideas creativas con la finalidad de reducir la carga financiera asociada al negocio. Atrás quedan soluciones radicales como el despido de trabajadores, implantándose actualmente el pensamiento en colaboración para hacer frente y poder solventar unas dificultades económicas agravadas por la Covid-19.
Sirva como ejemplo la búsqueda de acuerdos en materia de innovación con entes públicos o privados que siempre reducen la carga financiera asociada al desarrollo de tan necesaria actividad, o incluso la transferencia de conocimiento a terceros a cambio de una contraprestación, ya sea mediante la venta de su titularidad o a través de la cesión de los correspondientes derechos de explotación.

COMMENTS

BLOGGER: 1
  1. Interesante articulo, muy bueno de verdad, gracias por el post, yo en cambio estoy interesado en el dropshipping es por eso que queria mostrarles una pagina de como tener tu propia tienda online gratis si eres autonomo o comprarla por un precio de menos de 100 euros y posicionarla, lo explico un poco mas detalladamente en la siguiente direccion: https://elblogelefante.blogspot.com/p/aliexpress.html

    ResponderBorrar

Nombre

5 fuerzas de Porter,1,Acceso al Mercado,90,Acuerdos de Libre Comercio,1,Adrián José Navarro Loyo,9,Aduanas & Trámites Documentarios,89,África,17,África del Norte,9,África del Oeste,4,África del Sur,1,Agencia de Aduana,1,Agencia de Aduanas,1,Agencia de Carga,1,Agente Comercial,1,Alemania,6,Alexander Rosado Serrano,5,América,64,América del Norte,20,Análisis y Opinión,135,Andrea Perunetti,6,Angel Amutio,5,Angélica Herrera,9,Angola,1,Anna Aleinikova,8,Antonio Paraiso,15,Arabia Saudí,2,Arbitraje Internacional,7,Argelia,6,Argentina,1,ASEAN,1,Asia,73,Asia Central,1,Asia Oriental,21,Australia,6,Barreras No Arancelarias,1,Bélgica,1,Bielorrusia,1,Bill of Lading,1,Bolivia,3,Borja Medín Suárez,3,Brasil,8,Cadena de Abastecimiento,1,Canadá,5,Carta de Crédito,4,Centroamérica y El Caribe,4,Certificación Internacional,4,Chile,6,China,10,Cobranza Documentaría,1,Colombia,3,Comercio y Negocios Internacionales,134,Confecciones,1,Consultoría,33,Contenedor,1,Contenido Patrocinado,1,Contratación Internacional,50,Contratos con Intermediarios,9,Contratos de Compraventa,20,Corea del Sur,2,Croacia,1,Daniel Manzano Mira,8,Daniel Yupanqui Carbajal,6,Darinel Herrera,30,Decoración del Hogar,2,Diario del Exportador,217,Dirección y Emprendimiento,77,Distribución Física Internacional,40,Distribuidor,1,Documento de Transporte,6,Documentos de Comercio Exterior,2,Dumping,1,Ecuador,2,Edgar Javier Fernandez Custodio,6,EFTA,2,Emiratos Árabes Unidos,18,Emmanuel Guzmán A.,7,Empresas,2,Empresas Exportadoras,1,Entrevistas,9,Envase y Embalaje,21,Erick Paulet Monteagudo,9,Escenario Internacional,121,España,4,Estadísticas,50,Estados Unidos,9,Estonia,1,Estudios de Mercado,7,Europa,42,Europa Central,9,Europa del Este,8,Eventos Internacionales,54,Expertos,33,Exportación,365,Exportación de Servicios,2,Felipe Génova,6,Ferias,9,Filipinas,4,Financiamiento,24,Finanzas Internacionales,102,Fiscalidad,1,Formas de Pago,1,Formas y Medios de Pago,73,Forward,1,Francia,3,Francisco-Ramon Zúñiga,17,Fuentes de Información,40,Gregorio Cristóbal Carle,17,Guatemala,1,Guinea Ecuatorial,1,Hablemos Exportador,10,Hernán Vitale,5,Herramientas para la Internacionalización,42,Hilados de Lana o Pelo Fino,1,Historias,6,Hong Kong,1,Ilonka Acosta Coiscou,5,Importación,22,Importación & Gestión de Compras,25,Incoterms,97,Incoterms 2020,12,India,1,Indonesia,2,Infografías,34,Innovación,1,Instrumentos de Política Comercial,1,Inteligencia Competitiva,1,Inteligencia de Mercados,155,Internacionalización,423,Internacionalización & Exportación,424,Investigación de Mercados,65,Italia,2,Japón,7,Javier Alfredo Belandria Sánchez,45,Jordania,2,José Dueñas,30,José Luis Valencia Montano,9,Jose Ramon Gonzalvez,11,Juan Carlo Muñoz Fiore,7,Kazajistán,1,Legislación del Comercio Internacional,109,Logística,3,Logística & Transporte,174,Lourdes Ortecho,9,Mailorth Loría Martínez,4,Malasia,5,Manuel David Martín Rodríguez,14,Manuel Franco,15,Marca País,1,Maria Isabel Osterloh Mejía,6,Marketing,5,Marketing & Gestión Comercial,241,Marketing Digital,11,Marketing Mix,45,Marruecos,2,Medios de Pago,8,Mercados Emergentes,1,México,6,Modos de Entrada a los Mercados Internacionales,47,Mozambique,1,Negociación Internacional,49,Nicola Minervini,62,Nigeria,1,Normas de Origen,1,Nueva Zelanda,1,Oceanía,7,OEA,1,Omán,2,Operadores de Comercio Exterior,2,Operadores Logísticos,17,Oriente Medio,27,Panamá,2,Paraguay,1,Perú,8,Polonia,2,Prácticas de negocio,68,Prendas de Vestir,1,Productos Pesqueros,2,Promoción,1,Propiedad Intelectual,8,Publicaciones,13,Qatar,1,Regímenes Aduaneros,32,República Dominicana,1,Revista,10,Riesgos en el Comercio Internacional,2,Ruben Bermudez,5,Rumania,1,Rusia,5,Singapur,4,Speakers,33,Sudamérica,35,Sudeste Asíatico,19,Suiza,2,Tailandia,2,Tendencias de Consumo,1,Textiles para el Hogar,3,Tipo de cambio,1,Tipos de Carga,1,Trámites de Exportación,12,Trámites de Importación,17,Transporte Internacional,88,Tratados de Libre Comercio,1,Turquía,6,Unión Europea,28,Uruguay,4,Venezuela,1,Víctor Mondragón,1387,Video,21,Vietnam,1,Walter Gudiño,1,Webs y Medios,40,Yorleny Jiménez Rojas,17,
ltr
item
DIARIO DEL EXPORTADOR: Coronavirus, innovación y empresa
Coronavirus, innovación y empresa
Aquellos que tenemos una responsabilidad en la dirección de nuestras empresas tenemos el reto de gestionar la incertidumbre e innovar
https://1.bp.blogspot.com/-GIsMs8vBZdo/YBwmKxjgKmI/AAAAAAAAMcE/_VWyNhzfgxcn3YhG9K4u7fNyyyObEVdvACNcBGAsYHQ/s16000/Coronavirus%252C%2Binnovaci%25C3%25B3n%2By%2Bempresa.jpg
https://1.bp.blogspot.com/-GIsMs8vBZdo/YBwmKxjgKmI/AAAAAAAAMcE/_VWyNhzfgxcn3YhG9K4u7fNyyyObEVdvACNcBGAsYHQ/s72-c/Coronavirus%252C%2Binnovaci%25C3%25B3n%2By%2Bempresa.jpg
DIARIO DEL EXPORTADOR
https://www.diariodelexportador.com/2021/02/coronavirus-innovacion-y-empresa.html
https://www.diariodelexportador.com/
https://www.diariodelexportador.com/
https://www.diariodelexportador.com/2021/02/coronavirus-innovacion-y-empresa.html
true
7395201617033218037
UTF-8
Loaded All Posts Not found any posts VER TODO SIGUE LEYENDO Reply Cancel reply Delete By Portada PAGES POSTS Ver todo RECOMENDADOS SECCIÓN ARCHIVE SEARCH ALL POSTS Not found any post match with your request REGRESAR Sunday Monday Tuesday Wednesday Thursday Friday Saturday Sun Mon Tue Wed Thu Fri Sat January February March April May June July August September October November December Jan Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec just now 1 minute ago $$1$$ minutes ago 1 hour ago $$1$$ hours ago Yesterday $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago more than 5 weeks ago Followers Follow ESTE CONTENIDO ESTÁ BLOQUEADO PASO 1: Compartir en una Red Social PASO 2: Ingrese al enlace públicado en su Red Social Copy All Code Select All Code All codes were copied to your clipboard Can not copy the codes / texts, please press [CTRL]+[C] (or CMD+C with Mac) to copy Table of Content