La clasificación de productos en marketing

Cuales son las diferentes clasificación de un producto en el ámbito del marketing

La clasificación de productos en marketing

La clasificación de productos ayuda a un negocio a diseñar y ejecutar un plan de marketing eficaz; y es a partir de la aplicación del marketing que el producto se clasifica por diversos criterios, los más usuales son los siguientes:
  • Por su naturaleza
  • Por su destino o utilización
  • Por el grado de necesidad que de ellos tiene el ser humano
  • Por la acción de compra
  • Por la forma en que han sido producidos
  • Por su durabilidad
  • Por el nivel de tecnología que contienen
  • Por el cuidado que requieren
  • Por las expectativas del beneficio
  • Por la peligrosidad del producto
  • Por la ubicación del mercado meta
  • Por la propiedad industrial del producto

1. Por su naturaleza

El primer criterio de clasificación de los productos tiene en cuenta su naturaleza: por un lado, los productos tangibles o materiales o bienes y, por el otro, los productos intangibles, entre los cuales están los servicios, así como diversas tecnologías sustentadas en métodos y sistemas de trabajo.

Los bienes, a su vez, se clasifican en bienes libres, aquellos elementos de la naturaleza que están disponibles sin pago alguno, como lo es el aire, la luz solar, etc., y bienes económicos, aquellos que no se encuentran libres en la naturaleza, y que para obtenerlos se requiere pagar algún precio por ellos.

2. Por su destino o utilización

Debido al segundo criterio, los productos son de consumo, de uso común e industriales.

Los productos de consumo se extinguen o gastan cuando son aplicados a la satisfacción de las necesidades o deseos de los consumidores finales, y es en función del tiempo y del número de eventos de consumo en que permanecen siendo útiles que se subdividen en tres categorías:
Los productos de consumo inmediato se extinguen en un solo evento de consumo, por ejemplo, cuando bebemos agua o una bebida refrescante o comemos algún alimento, se extingue en el momento. 
Los productos de consumo semiduradero pueden ser utilizados más de una vez, pero su duración no suele ser prolongada (algunos días, meses o un número reducido de años).
Los productos de consumo duradero son bienes cuyo uso o aplicación para satisfacer la necesidad se mantiene por un largo periodo (superior a tres años), por ejemplo: una casa, un automóvil, la instalación de una fábrica, una cirugía del apéndice, la enseñanza recibida dentro de un programa de licenciatura o maestría, etcétera.
Los productos de consumo, a su vez, se subdividen en función del tipo o forma en que se compran: bienes de uso común, bienes de comparación, bienes de especialidad, bienes no buscados, artículos de conveniencia y bienes de recompra. (Lo detallaremos en el punto 4)

Los productos industriales son bienes o servicios que se adquieren para producir otros productos, ya sea que se les incorpore al bien producido, o que se consuman o utilicen durante el proceso de producción. Los productos industriales, a diferencia de los productos de consumo, se integran al costo del producto, en tanto que los bienes de consumo son considerados como gasto.

Los productos industriales, dentro del proceso de producción, son: materias primas, materiales, maquinaria y equipo, tecnología, nombre y marca.

3. Por el grado de necesidad que de ellos tiene el ser humano

El tercer criterio se refiere al grado en que los productos son necesarios para la vida humana: bienes o servicios necesarios y bienes o servicios de lujo.

4. Por la acción de compra

El cuarto criterio lo define la acción de compra.

La clasificación de productos en categorías significativas ayuda a los especialistas en marketing a decidir qué estrategias y métodos ayudarán a promover el producto o servicio de una empresa.

Los bienes de impulso, aquellos que usualmente no son buscados, pero que cuando el consumidor se encuentra con ellos los adquiere sin mediar el análisis racional de la necesidad o conveniencia, su adquisición se motiva por gusto, agrado o deseo.

Los bienes de emergencia se adquieren con urgencia cuando se registra un determinado suceso o afección que impele la necesidad y voluntad de compra del consumidor. Por ejemplo, la adquisición de medicamentos cuando se sufre alguna afección física, la contratación de servicios funerarios cuando sucede algún deceso familiar y no se cuenta con servicios de esta índole, contratación de servicios legales cuando se presenta alguna demanda, compra de refacciones cuando se presenta alguna falla o desperfecto en algún aparato, etcétera.

Los bienes de comparación, su compra se hace después de un análisis comparativo de las ventajas y desventajas de diversos productos que compiten por ocupar la misma porción del presupuesto del consumidor; por ejemplo, en la adquisición de un automóvil el comprador suele buscar información sobre las ventajas y desventajas de diversos automóviles, con el fin de seleccionar el que, desde su punto de vista, le ofrece más ventajas.

A partir de cada tipo de producto y del perfil de los consumidores, los factores conforme los cuales se hace la comparación varía o tiene un peso diferente; entre los factores más frecuentes en los procesos de comparación están: precio, calidad, diseño, estilo, moda, comodidad y servicio.

Los bienes de especialidad, su adquisición supone cierto tipo de necesidades, además, para identificar y evaluar sus características especiales, se requiere un conjunto de conocimientos relativos a un área determinada del saber o actividad humana.

Los artículos de especialidad se caracterizan porque sus compradores están dispuestos a invertir mucho tiempo en su búsqueda. El precio no es un factor que afecte la venta. Los compradores rara vez aceptan sustitutos y normalmente están dispuestos a esperar, si fuera necesario, para su entrega.

El nivel de aceptación de los bienes de especialidad suele ser respaldado por una marca que los distingue, como es usual en el equipo fotográfico como Minolta, Nikon, etc.; computadoras como IBM, HP, etc.; automóviles como BMW, etcétera.

Los bienes no buscados, productos nuevos que el consumidor no conoce y, por tanto, no busca, o bien, aquellos conocidos que no desea en un tiempo dado y no lo impulsan a buscarlos y adquirirlos.

El comercio en vía pública, ambulante y semifijo, representa un importante canal de distribución para estos productos, poco estudiado por los autores de marketing.

Los bienes o servicios de conveniencia, aquellos que para su adquisición el comprador desea hacer el mínimo esfuerzo; deben estar, por tanto, fácilmente disponibles, en tiempo y lugar. Por ejemplo, comida rápida solicitada por teléfono, artículos comercializados mediante venta directa por televisión, bebidas refrescantes que se venden afuera o en las estaciones de autobuses o del “metro”, bolígrafos y lápices que se ofertan dentro o fuera de las escuelas, servicios contables y fiscales ofrecidos en la cercanía de las oficinas del servicio de administración tributaria, etcétera.

Las máquinas vendedoras, que sustituyen al vendedor, muestran, despachan y cobran productos de conveniencia de bajo precio. No obstante, el ahorro de la mano de obra, la máquina cuenta con dispositivos para enfriar, calentar o medir, lo cual representa un costo que, aunado con el servicio técnico, se absorbe en el precio de venta. Además, se debe estudiar el lugar propicio para ubicar las máquinas, en busca de la oportunidad o conveniencia para el comprador, así como cuidar el equipo de los elementos del ambiente y de humanos que la pudiesen deteriorar.

Los bienes de recompra o de compra rutinaria son seleccionados por el comprador después de comparar varias ofertas. No necesitan tener una amplia distribución y el mercado tiende a ser más segmentado que el de los artículos de conveniencia. Por ejemplo, ciertos cosméticos que provocan fidelidad del comprador, así como marcas de computadoras, ropa y automóviles.

Los bienes de decisión política de compra su adquisición depende de una decisión gerencial, estrategia, condicionamientos comerciales o acuerdo entre empresas para reciprocidad de compras entre distintas organizaciones.

5. Por la forma en que han sido producidos

El quinto criterio se refiere a la forma como han sido producidos los bienes:
Productos naturales: agrícolas, pecuarios y extractivos, constituyen las materias primas, facilitadas por granjas, bosques, minas y canteras.
Productos semimanufacturados: materias primas a las que se ha aplicado alguna transformación, pero aún requieren un proceso adicional antes de ser usados: cobre, madera, petróleo crudo, etcétera.
Productos manufacturados, pueden ser usados después de haber sido sometidos a algún proceso.
Productos artesanales, se producen con base en procesos tradicionales sin ser producidos en serie.

6. Por su durabilidad

El sexto criterio se refiere a la distinción entre perecederos y no perecederos, debido a la presencia de procesos de descomposición.

Los productos perecederos se deterioran en poco tiempo, por lo cual necesitan un manejo ágil y cuidados especiales para alargar su vida útil; entre ellos hay muchos alimentos que deben consumirse frescos, como verduras, frutas, carnes, lácteos, mariscos, etc. Asimismo, ciertas sustancias que se descomponen rápidamente, como algunas pinturas, solventes y reactivos químicos, son perecederas.

7. Por el nivel de tecnología que contienen

El séptimo criterio se refiere al nivel tecnológico aplicado en el producto:
Producto sin contenido tecnológico: hortalizas, frutos, minerales sin tratamiento, etcétera.
Producto de tecnología básica: calzado, ropa, alimentos preparados, bicicletas, etcétera.
Productos de tecnología intermedia: televisores, radios, automóviles, etcétera.
Productos de alta tecnología: computadoras, equipos sofisticados de comunicaciones, equipos médicos, basados en la aplicación de rayos láser, etcétera.

8. Por el cuidado que requieren

El octavo criterio se refiere al cuidado requerido por el producto: productos de manejo problemático y productos que no requieren un cuidado especial.

Hay productos que por sus características físicas o químicas dificultan su manejo, como tamaño, peso, volatilidad, dispersión, etcétera.

9. Por las expectativas del beneficio

El noveno criterio es en función de las expectativas, por los beneficios del producto en la mente del consumidor:
Producto real: beneficio que efectivamente es capaz de causar el producto mediante su uso o consumo; por ejemplo, beber una bebida refrescante saciar la sed.
Producto psicológico: su beneficio está más en la mente de las personas que en las capacidades o cualidades estrictas del producto. Por ejemplo, a algunas personas poseer un automóvil deportivo las hace sentirse jóvenes, pero el vehículo no tiene efecto alguno sobre las características y el funcionamiento corporal de sus propietarios.

10. Por la peligrosidad del producto

El décimo criterio identifica la dificultad, riesgo o peligrosidad en el manejo de los productos:

Productos peligrosos: entrañan algún tipo de riesgo a la salud e integridad corporal o mental de las personas. Por ejemplo, maniobrar una motocicleta conlleva mayor probabilidad de sufrir un accidente en comparación con el uso de una cámara fotográfica o de un microscopio.

El fabricante podrá reducir riesgos al incluir medidas de seguridad en el diseño del producto, instructivos y protecciones físicas que eviten el contacto del cuerpo humano con los elementos riesgosos.

Los instructivos de operación con frecuencia instruyen al usuario acerca de la manera segura de operar un aparato, así como de los riesgos en que puede incurrir por errores en su operación. Asimismo, los instructivos de productos considerados peligrosos indican el tratamiento que se deberá seguir en caso de que se sufra algún percance.

Productos de manejo delicado: por el daño que puede sufrir el producto, como son los artículos de cristalería y porcelana que requieren de cuidado especial para no sufrir daños. Así también, algunos productos químicos o de origen orgánico requieren cuidados especiales para que no sufran daño.

11. Por la ubicación del mercado meta

El siguiente criterio relaciona a los productos en función de la ubicación del mercado meta al que se dirigen:

Producto específico para el mercado interno, acordes con los patrones de consumo, gustos, usos, costumbres, ergonomía y dimensiones de los consumidores del mercado local. Por ejemplo, en México hay cierto tipo de alimentos, como salsas picantes y mole; otro elemento a considerar son las dimensiones y tallas de calzado y prendas de vestir, que difieren en cuanto a sus especificaciones con el mercado de exportación a Alemania o Suecia.

Producto de exportación es aquel que se vende o desea vender en el mercado internacional, y que además reúne las características y normatividad necesarias para que el producto ingrese y opere con éxito en mercados extranjeros.

Los productores enfrentan el dilema de determinar la conveniencia entre comercializar el producto en el exterior con las mismas características que manejan en el mercado nacional o adaptarlo a las características que puedan hacerlo comerciable en el exterior; para ello deberán observar los estándares y las normas obligatorias en los mercados de exportación.

El producto globalizado es aquel bien o servicio que tiene demanda y es comercializado en cualquier lugar del mundo, como los jeans, USB, Coca-Cola o servicios de mensajería como Federal Express.

12. Por la propiedad industrial del producto

El último criterio se relaciona con la propiedad industrial del concepto y desarrollo del producto:

Productos originales: son los genuinos, que cuentan con derechos protegidos por la legislación relativa a la propiedad intelectual como patentes y marcas.

Productos seguidores o copias de otros productos: se producen imitando el diseño y la promoción de productos con éxito, sin incurrir en los costos de investigación y desarrollo que suponen los productos realmente nuevos y originales.

Es una estrategia muy socorrida por países y productores que, sin contar con los desarrollos tecnológicos y el potencial financiero de otros, desean ingresar y competir en un mercado que se les presenta como atractivo.

Falsificaciones: representan una práctica fraudulenta en la que se copia un determinado producto y se utiliza la misma marca para engañar al consumidor haciéndole creer que adquiere el producto original, aprovechan el posicionamiento, prestigio e imagen del producto genuino para facilitar la aceptación, adquisición y, en caso dado, justificar el precio al que se venden.

No es casual que en los tratados comerciales que firman países desarrollados con otros en vías de desarrollo, exijan que en la legislación interna se proteja la propiedad industrial de marcas y patentes, las cuales forman parte de las ventajas competitivas que poseen las empresas de los países desarrollados.

COMMENTS

Nombre

5 fuerzas de Porter,1,Acamar Aduanas,1,Acceso al Mercado,93,Acuerdos de Libre Comercio,1,Adrián José Navarro Loyo,9,Aduanas & Trámites Documentarios,99,África,20,África del Norte,10,África del Oeste,5,África del Sur,1,Agencia de Aduana,1,Agencia de Aduanas,1,Agencia de Carga,1,Agente Comercial,1,Alemania,6,Alexander Rosado Serrano,5,América,76,América del Norte,27,Análisis y Opinión,196,Andrea Perunetti,6,Angel Amutio,5,Angélica Herrera,14,Angola,1,Anna Aleinikova,8,Antonio Paraiso,15,Arabia Saudita,6,Arbitraje Internacional,9,Argelia,6,Argentina,1,ASEAN,1,Asia,109,Asia Central,3,Asia Oriental,33,Australia,6,Balanza Comercial,1,Barreras No Arancelarias,1,Bélgica,1,Bielorrusia,1,Bill of Lading,1,Bolivia,3,Borja Medín Suárez,3,Brasil,9,Cadena de Abastecimiento,2,Cadena de suministro,1,Canadá,6,Carta de Crédito,4,Centroamérica y El Caribe,5,Certificación Internacional,6,Chile,7,China,16,Cobranza Documentaría,1,Colombia,3,Comercio y Negocios Internacionales,172,Conciencia Cultural,13,Confecciones,1,Consultoría,33,Contenedor,2,Contenido Patrocinado,2,Contratación Internacional,74,Contratos con Intermediarios,12,Contratos de Compraventa,23,Corea del Norte,1,Corea del Sur,4,Crédito Comercial,2,Croacia,1,Daniel Manzano Mira,8,Daniel Yupanqui Carbajal,6,Darinel Herrera,31,Decoración del Hogar,2,Design Thinking,1,Diario del Exportador,238,Dinamarca,1,Dirección y Emprendimiento,99,Distribución Física Internacional,67,Distribuidor,2,Documento de Transporte,13,Documentos de Comercio Exterior,9,Dumping,2,Ecuador,2,Edgar Javier Fernandez Custodio,6,EFTA,2,Embajadas,1,Embajador,1,Emiratos Árabes Unidos,25,Emmanuel Guzmán A.,8,Empresas,3,Empresas Exportadoras,2,ENLIGHTEN BIB,1,Entrevistas,9,Envase y Embalaje,24,Erick Paulet Monteagudo,9,Escenario Internacional,134,España,4,Estadísticas,50,Estados Unidos,13,Estonia,1,Estudios de Mercado,7,Europa,54,Europa Central,9,Europa del Este,8,Eventos Internacionales,62,Expatriados,1,Expertos,34,Exportación,408,Exportación de Servicios,2,Felipe Génova,6,Ferias,11,Filipinas,4,Financiamiento,28,Finanzas Internacionales,135,Finlandia,1,Fiscalidad,1,Formas de Pago,1,Formas y Medios de Pago,85,Forward,4,Francia,4,Francisco-Ramon Zúñiga,17,Fuentes de Información,42,Ghana,1,Globalización,1,grand slam,1,Gregorio Cristóbal Carle,20,Guatemala,1,Guinea Ecuatorial,1,Hablemos Exportador,10,Hernán Vitale,5,Herramientas para la Internacionalización,45,Hilados de Lana o Pelo Fino,1,Historias,6,Hong Kong,1,Ilonka Acosta Coiscou,5,Importación,23,Importación & Gestión de Compras,30,Incoterms,105,Incoterms 2020,18,India,5,Indonesia,3,Infografías,34,Innovación,2,Instrumentos de Política Comercial,1,Integración Económica Internacional,1,Inteligencia Competitiva,2,Inteligencia de Mercados,165,Internacionalización,423,Internacionalización & Exportación,482,Investigación de Mercados,77,Irlanda,1,Islandia,1,Italia,4,Japón,12,Javier Alfredo Belandria Sánchez,49,Jordania,2,José Dueñas,39,José Luis Valencia Montano,9,Jose Ramon Gonzalvez,11,Juan Carlo Muñoz Fiore,7,Juan Rubén García,1,Kazajistán,1,Legislación del Comercio Internacional,113,Liderazgo Estratégico,1,Logística,6,Logística & Transporte,245,Lourdes Ortecho,11,Mailorth Loría Martínez,4,Malasia,5,Manuel David Martín Rodríguez,14,Manuel Franco,15,Marca País,1,María del Carmen Montolio Bravo,3,Maria Isabel Osterloh Mejía,6,Marketing,7,Marketing & Gestión Comercial,302,Marketing Digital,18,Marketing Mix,69,Marruecos,3,Mayron Wilbert Ponce De Leon Sierra,8,Medio Oriente,42,Medios de Pago,12,Mercados Emergentes,1,Mercancías Peligrosas,2,México,8,Micaela Tenaguillo,1,Modos de Entrada a los Mercados Internacionales,61,Mozambique,1,Muestras,1,Negociación Internacional,83,Nicola Minervini,65,Nigeria,1,Nora Pérez Barrio,14,Normas de Origen,2,Noruega,1,Nueva Zelanda,1,Oceanía,7,OEA,2,Omán,2,Operadores de Comercio Exterior,9,Operadores Logísticos,25,Organizaciones Internacionales,5,Países nórdicos,1,Panamá,3,Paraguay,1,Perú,8,Polonia,2,Prácticas de negocio,114,Prendas de Vestir,1,Productos Pesqueros,2,Promoción,1,Propiedad Intelectual,20,Publicaciones,14,Publicidad,1,Qatar,1,rafa nadal,1,Regímenes Aduaneros,32,Reino Unido,4,República Dominicana,1,Revista,10,Riesgos en el Comercio Internacional,4,Roland Garros 2022,1,Ruben Bermudez,5,Rumania,1,Rusia,5,Seguros,1,Singapur,5,Speakers,33,Sudamérica,38,Sudeste Asíatico,25,Suecia,1,Suiza,2,Tailandia,4,Tendencias de Consumo,1,Textiles para el Hogar,3,Tipo de cambio,1,Tipos de Carga,1,torneo de wimbledon,1,Trámites de Exportación,12,Trámites de Importación,17,Transporte,2,Transporte Internacional,109,Transporte Martítimo,1,Tratados de Libre Comercio,1,Tributación,1,Turquía,8,Unión Europea,31,Uruguay,4,Venezuela,1,viajes,1,Víctor Mondragón,1781,Video,21,Vietnam,1,Walter Gudiño,1,Webs y Medios,40,wimbledon 2022,1,World Expos,1,Yorleny Jiménez Rojas,17,
ltr
item
DIARIO DEL EXPORTADOR: La clasificación de productos en marketing
La clasificación de productos en marketing
Cuales son las diferentes clasificación de un producto en el ámbito del marketing
https://blogger.googleusercontent.com/img/b/R29vZ2xl/AVvXsEjDQ0fihLH-sLmGrYdzAnW6L8tJ-aMslT0ukk5gSj0kq8sJnWf7Z8bubxWHt2FC-sbD072UF6NdwRTFrWx3cn-03FWnWtKqXLLuJ9COH0eeZwlGr1noCAENKpLQyC-z_RlSG-0XRlgbvGWGLElvCqQD0Y8IlyG-agaL3zVoFt24F017PZ-CZZ6Z0oZP/s16000/La%20clasificaci%C3%B3n%20de%20productos%20en%20marketing.jpg
https://blogger.googleusercontent.com/img/b/R29vZ2xl/AVvXsEjDQ0fihLH-sLmGrYdzAnW6L8tJ-aMslT0ukk5gSj0kq8sJnWf7Z8bubxWHt2FC-sbD072UF6NdwRTFrWx3cn-03FWnWtKqXLLuJ9COH0eeZwlGr1noCAENKpLQyC-z_RlSG-0XRlgbvGWGLElvCqQD0Y8IlyG-agaL3zVoFt24F017PZ-CZZ6Z0oZP/s72-c/La%20clasificaci%C3%B3n%20de%20productos%20en%20marketing.jpg
DIARIO DEL EXPORTADOR
https://www.diariodelexportador.com/2023/04/la-clasificacion-de-productos-en-marketing.html
https://www.diariodelexportador.com/
https://www.diariodelexportador.com/
https://www.diariodelexportador.com/2023/04/la-clasificacion-de-productos-en-marketing.html
true
7395201617033218037
UTF-8
Loaded All Posts Not found any posts VER TODO SIGUE LEYENDO Reply Cancel reply Delete By Portada PAGES POSTS Ver todo RECOMENDADOS SECCIÓN ARCHIVE SEARCH ALL POSTS Not found any post match with your request REGRESAR Sunday Monday Tuesday Wednesday Thursday Friday Saturday Sun Mon Tue Wed Thu Fri Sat January February March April May June July August September October November December Jan Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec just now 1 minute ago $$1$$ minutes ago 1 hour ago $$1$$ hours ago Yesterday $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago more than 5 weeks ago Followers Follow ESTE CONTENIDO ESTÁ BLOQUEADO PASO 1: Compartir en una Red Social PASO 2: Ingrese al enlace públicado en su Red Social Copy All Code Select All Code All codes were copied to your clipboard Can not copy the codes / texts, please press [CTRL]+[C] (or CMD+C with Mac) to copy Table of Content