Lo último

Otros titulares

Navigation

Modalidades de participación en una Feria Internacional


Existen dos principales maneras de participar en una feria internacional para la empresa exportadora: como visitante o como expositor. El asistir como visitante a una feria internacional es siempre una forma adecuada de conocer mejor su mercado, sus clientes reales o potenciales, las fortalezas y debilidades de su empresa y sobre todo las de su competencia, así como verificar la calidad de los expositores y visitantes a la feria antes de comprometer sus recursos.

En una feria internacional puede apreciar fácilmente las ventajas competitivas de su producto frente a los demás, la estrategia de promoción de sus competidores y un sin fin de información que enriquecerá su conocimiento del mercado meta y de cómo satisfacer a sus consumidores. También es recomendable asistir como visitante en el caso de que su empresa requiera adquirir insumos o tecnología para posteriormente exportar sus productos.

No es recomendable asistir como visitante a una feria con el propósito de vender y utilizar los pasillos para promover su empresa o producto, ya que además de ser de mal gusto, puede hacerse acreedor a una sanción por parte de los organizadores.


Luego de visitar la feria se concluye que es conveniente participar en la feria; pero, no cuenta con los recursos suficientes, el exportador puede optar por participar en un pabellón colectivo o en asociación con otras empresas. Es común que en las ferias internacionales, los diferentes países del mundo organicen pabellones, a través de sus organismos de promoción de negocios y exportaciones. En estos pabellones, llevan a varias empresas de ese país, bajo una misma imagen, compartiendo áreas comunes como salas de negociaciones, cocinetas, oficinas, etc. Se caracterizan por que el organismo a cargo contrata los servicios de construcción, montaje, envío y liberación de muestras e incluso contrata paquetes de avión y hospedaje para sus empresarios. Adicionalmente les brinda asesoría para la comercialización de sus productos en dicha plaza.

Caso contrario, la empresa cuenta con los recursos necesarios y se siente preparada, puede optar por participar a través de un stand propio. La empresa lleva a cabo por su cuenta todas las actividades necesarias para participar en la feria; la contratación de la construcción, mobiliario y decoración del stand, envío de muestras y materiales, así como el regreso de los mismos.

Comentarios:

0 comments: