Lo último

Otros titulares

Navigation

Los Derechos de Propiedad Intelectual en el Comercio Internacional


En el comercio internacional, la propiedad intelectual es importante por varias razones. El comercio internacional, supone a menudo la venta de productos y servicios, por lo tanto las empresas deben tomar medidas necesarias para limitar las oportunidades de los competidores de aprovecharse de la creatividad y la capacidad inventiva de su propia empresa; y no se tome por sorpresa a la empresa infringiendo los derechos de propiedad intelectual de otros.

Los derechos de propiedad intelectual son los derechos otorgados a las personas sobre las creaciones de su mente. Los derechos de propiedad intelectual dan al creador facultades exclusivas respecto de la utilización de su obra por un plazo determinado. Cabe mencionar, que la propiedad intelectual son derechos territoriales, lo que significa que sólo tienen validez en la jurisdicción en que han sido registrados o adquiridos en otra forma.

Habitualmente se dividen en dos sectores principales: por un lado el derecho de autor y los derechos conexos, y por otro la propiedad industrial, que abarca las patentes de invención, las marcas, los diseños industriales y las indicaciones geográficas.

El derecho de autor y los derechos conexos

La legislación sobre derecho de autor contempla la protección de los autores, artistas y demás creadores por sus creaciones literarias y artísticas, denominadas, por lo general, “obras”.

Entre las obras amparadas por el derecho de autor cabe destacar las siguientes: novelas, poemas, obras de teatro, documentos de referencia, periódicos, publicidades, programas informáticos, bases de datos, películas, composiciones musicales, coreografías, pinturas, dibujos, fotografías, obras escultóricas, obras arquitectónicas, mapas y dibujos técnicos.

Los “derechos conexos” constituyen un campo estrechamente relacionado con el derecho de autor y abarcan derechos similares o idénticos a los que éste contempla, aunque a veces más limitados y de más corta duración.

Los beneficiarios de los derechos conexos son: los artistas intérpretes y ejecutantes (a saber, los actores y los músicos), que tienen derechos sobre sus interpretaciones o ejecuciones; los productores de fonogramas (por ejemplo, discos compactos), que tienen derechos sobre sus grabaciones sonoras; y los organismos de radiodifusión, que tienen derechos sobre sus programas de radio y de televisión.

¿Qué derechos confieren el derecho de autor y los derechos conexos?

El titular o titulares de una obra pueden autorizar o prohibir: su reproducción bajo todas las formas, incluida la publicación impresa y la grabación sonora; su interpretación o ejecución pública, así como su comunicación al público; su radiodifusión; su traducción a otros idiomas; y su adaptación, como en el caso de una novela adaptada en un guión cinematográfico, recibiendo como contrapartida una compensación en forma de pagos o regalías.

En virtud de los derechos conexos, se conceden derechos similares, entre otros, de fijación (grabación) y de reproducción.

¿Qué ventajas ofrece la protección por derecho de autor y derechos conexos?

La protección por derecho de autor y derechos conexos es un componente esencial del fomento de la creatividad y la innovación. Ofrecer a los autores, artistas y creadores incentivos en forma de reconocimiento y retribución económica equitativa da rienda suelta a la productividad y alienta a conseguir mejores resultados.

Al garantizarse la observancia de los derechos, las personas y las empresas pueden invertir más fácilmente en la creación, el desarrollo y la difusión a escala mundial de las obras; a su vez, ello contribuye a facilitar el acceso y a enriquecer la cultura, los conocimientos y las actividades recreativas en todo el mundo, y estimula el desarrollo económico y social.

¿Qué duración debe tener la protección por derecho de autor y derechos conexos?

El plazo mínimo de la protección del derecho de autor abarca la vida del autor y 50 años después de su muerte. En lo que se refiere a los derechos conexos, la duración de la protección es de por lo menos 50 años para los artistas intérpretes o ejecutantes y los productores de fonogramas, y de 20 años para los organismos de radiodifusión.

Propiedad Industrial

- Patentes

Una patente es un derecho exclusivo concedido sobre una invención, el producto o proceso que constituye una nueva manera de hacer algo, o propone una nueva solución técnica a un problema.

¿Por qué son necesarias las patentes?

Las patentes constituyen un incentivo porque representan un reconocimiento a la creatividad y dan la posibilidad de obtener una recompensa material por las invenciones comercializables. Esos incentivos alientan la innovación que, a su vez, mejora la calidad de la vida.

¿Qué tipo de protección ofrece la patente?

Una invención protegida por patente no puede ser fabricada, utilizada, distribuida ni vendida con fines comerciales sin el consentimiento del titular de la patente. Por lo general, incumbe a los tribunales imponer las medidas necesarias para hacer respetar los derechos que las patentes confieren y sancionar las infracciones a ese respecto. Del mismo modo, un tribunal puede invalidar una patente impugnada por un tercero.

¿De qué derechos goza el titular de una patente?

El titular de una patente tiene derecho a decidir quién puede –o no– utilizar la invención patentada durante el período en el que está protegida.

El titular de la patente puede conceder a terceros una autorización o una licencia para utilizar la invención con sujeción a las condiciones establecidas de común acuerdo. El titular puede asimismo vender el derecho sobre la invención a un tercero, que se convertirá en el nuevo titular de la patente. Cuando expira la patente, la invención pasa a pertenecer al dominio público; ya no está protegido por la patente, es decir que el titular deja de tener derechos exclusivos sobre la invención, que estará disponible para su explotación comercial por terceros.

¿Cómo se obtiene una patente?

A diferencia del derecho de autor, en que la protección no exige el cumplimiento de formalidades previas, las patentes no se otorgan automáticamente para las invenciones que pueden dar lugar a ellas. Para obtener una patente, el inventor debe presentar una solicitud en cada país en que desee obtener protección, y cumplir ciertas prescripciones de forma y de fondo. Las patentes otorgadas en cada país son independientes unas de otras; es decir, la solicitud, la concesión y la cancelación de una patente en un país no surte efectos automáticos para la misma invención en ningún otro (artículo 4bis del Convenio de París).

El primer paso para obtener una patente consiste en presentar una solicitud. La solicitud de patente contiene, por lo general, el título de la invención, así como una indicación sobre su ámbito técnico. Debe incluir los antecedentes y una descripción de la invención en un lenguaje claro y suficientemente detallado para que una persona que cuente con un nivel medio de conocimientos en la materia pueda utilizar o reproducir la invención. Estas descripciones suelen estar acompañadas por material ilustrativo – dibujos, planos o diagramas en los que se describe con mayor detalle la invención.

La solicitud contiene asimismo las “reivindicaciones”, es decir, la información destinada a determinar el alcance de la protección que conferirá la patente.

¿Qué invenciones pueden protegerse?

La invención debe satisfacer las siguientes condiciones para ser protegida por patente: tener uso práctico; presentar un elemento de novedad, es decir, una característica nueva que no forme parte del cuerpo de conocimientos existente en su ámbito técnico -ese cuerpo de conocimientos se llama “estado de la técnica”; en la invención debe apreciarse una actividad inventiva que no podría ser deducida por una persona con un nivel medio de conocimientos en ese ámbito técnico.

En muchos países, las teorías científicas, los métodos matemáticos, las variedades vegetales o los animales, los descubrimientos de sustancias naturales, los métodos comerciales o métodos de tratamiento médico (en oposición a los productos medicinales), no suelen ser patentables.

¿Quién concede las patentes?

Las patentes son concedidas por las oficinas nacionales de patentes o por las oficinas regionales que realizan actividades de examen para grupos de países, como INDECOPI en Perú (www.indecopi.gob.pe/web/invenciones-y-nuevas-tecnologias/base-de-datos-de-patentes), por ejemplo.

¿Qué duración debe tener la protección de una patente?

El titular de una patente goza de protección para su invención, que suele ser de 20 años contados desde la fecha de presentación de la solicitud. 

En algunos países se otorga una prórroga de la duración de las patentes para ciertas clases de productos a fin de compensar las demoras de la obtención de aprobaciones reglamentarias necesarias para que puedan comercializarse los productos.

- Marcas

La marca es un signo distintivo que indica que ciertos productos o servicios han sido elaborados o prestados por determinada persona o empresa.

¿Qué derechos confiere la marca?

La protección de la marca garantiza a su titular el derecho exclusivo a utilizar la marca para identificar sus productos o servicios, o a autorizar su utilización por terceros a cambio del pago de una suma. El período de protección es variable, pero el registro de la marca puede renovarse indefinidamente previo pago de las tasas correspondientes.

La protección de marcas impide también que los competidores desleales, como los falsificadores, utilicen signos distintivos similares para designar productos o servicios de inferior calidad o distintos.

¿Qué tipo de marcas puede registrarse?

Las marcas pueden consistir en una palabra o en una combinación de palabras, letras y cifras. Pueden consistir asimismo en dibujos, símbolos, o signos tridimensionales como la forma y el embalaje de productos.

Signos Distintivos

Esos signos pueden ser palabras, incluidos los nombres de persona, letras, números, elementos figurativos y combinaciones de colores, así como cualquier combinación de signos. Esto significa que, en principio, no existe ninguna limitación respecto de los tipos de signos que pueden constituir marcas. El acento está puesto en el carácter distintivo, es decir, la idoneidad de esos signos para distinguir los productos de una empresa de los productos de otras.

Aunque habitualmente la mayoría de las marcas de fábrica o de comercio consisten en palabras o logotipos, también se han efectuado registros de formas (como el chocolate Toblerone o las botellas de Coca-Cola) y de colores (el color magenta de Deutsche Telecom), y algunos países han admitido el registro de sonidos (la señal de llamada de Nokia, o el rugido del león de MGM) y, más recientemente, de olores ("el aroma del césped recién cortado", para pelotas de tenis).

Nombres Comerciales

El concepto de nombre comercial se interpreta en diferentes formas en las distintas legislaciones. Sin embargo, cabe definirlo en términos generales como el nombre o designación que identifica a la empresa de una persona natural o jurídica.

Marcas colectivas y marcas de certificación

Las marcas colectivas son propiedad de una asociación cuyos miembros las utilizan para identificar productos que tienen un determinado nivel de calidad; con ese fin, convienen en satisfacer los requisitos establecidos por la asociación. Entre los ejemplos de dichas asociaciones están las asociaciones de contables, ingenieros o arquitectos. 

Las marcas de certificación se conceden a un producto que satisface determinadas normas, pero no se restringen a los miembros de organizaciones. Pueden ser concedidas a cualquiera que pueda certificar que los productos en cuestión satisfacen ciertas normas establecidas.

¿Cómo se registra una marca?

En primer lugar, debe presentarse una solicitud de registro en la oficina de marcas nacional o regional correspondiente. La solicitud debe contener una reproducción clara del signo que desea inscribirse, incluidos los colores, las formas o las características tridimensionales. Debe contener asimismo una lista de los productos o servicios a los que desea aplicarse el signo.

¿Qué alcance tiene la protección de la marca?

En la mayoría de los países se registran y protegen las marcas. Cada oficina nacional o regional mantiene un Registro de marcas que contiene toda la información relativa a los registros y renovaciones, lo que facilita el examen, la investigación y la eventual oposición por parte de terceros. No obstante, los efectos del registro se limitan al país o los países (en el caso de un registro regional) de que se trate.

¿Qué duración debe tener la protección de la marca?

Según el Acuerdo ADPIC de la OMC la duración inicial de la protección de las marcas de fábrica o de comercio en los países debe ser de un mínimo de siete años, que debe ser renovable indefinidamente. Si los países exigen el uso real de una marca de fábrica o de comercio para mantener su registro, debe autorizarse un período ininterrumpido de tres años de falta de uso como mínimo antes de que se anule el registro de la marca.

- Diseños industriales

Un diseño industrial puede consistir en características tridimensionales, como la forma o la superficie de un artículo, o características bidimensionales, como la configuración, las líneas o el color.

Los diseños industriales se aplican a una amplia variedad de productos de la industria y la artesanía: desde instrumentos técnicos y médicos a relojes, joyas y otros artículos de lujo; desde electrodomésticos y aparatos eléctricos a vehículos y estructuras arquitectónicas; desde estampados textiles a bienes recreativos.

En la mayoría de las legislaciones se establece que para gozar de protección un diseño industrial debe ser nuevo u original y no funcional.

¿Por qué deben protegerse los diseños industriales?

Los diseños industriales hacen que un producto sea atractivo y llamativo; por consiguiente, aumentan el valor comercial del producto, así como sus posibilidades de venta.

Cuando se protege un diseño industrial, el titular la persona o entidad que ha registrado el diseño goza del derecho exclusivo a oponerse a la copia no autorizada o la imitación del diseño industrial por parte de terceros y está protegido contra esas infracciones.

La protección de los diseños industriales contribuye a fomentar el desarrollo económico, alentando la creatividad en los sectores industriales y manufactureros, así como en las artes y la artesanía.

¿Cómo pueden protegerse los diseños industriales?

En la mayoría de los países, el diseño debe registrarse a fin de estar protegido por la legislación que rige los diseños industriales.

Una vez registrado el diseño, se emite un certificado de registro. A partir de ese momento, se concede la protección por un plazo que suele ser de cinco años; el registro puede seguir renovándose, en la mayoría de los casos por un período máximo de 15 a 20 años.

¿Qué alcance tiene la protección de los diseños industriales?

La protección de los diseños industriales se limita al país que concede la protección. En el Arreglo de La Haya relativo al registro internacional de dibujos y modelos industriales, tratado administrado por la OMPI, se estipula un procedimiento para el registro internacional de los diseños industriales.

El solicitante puede presentar una única solicitud internacional ante la OMPI o la oficina nacional o regional de un país que sea parte en dicho instrumento, en cuyo caso, el diseño industrial estará protegido en los Estados parte en el tratado que el solicitante designe.

- Indicaciones geográficas

Una indicación geográfica es un signo utilizado para productos que tienen un origen geográfico determinado y poseen cualidades o una reputación derivadas específicamente de su lugar de origen.

Por lo general, la indicación geográfica consiste en el nombre del lugar de origen de los productos. El lugar de origen puede ser un pueblo o una ciudad, una región o un país.

Una denominación de origen es un tipo especial de indicación geográfica, que se aplica a productos que poseen una calidad específica derivada exclusiva o esencialmente del medio geográfico en el que se elaboran. Las indicaciones geográficas engloban las denominaciones de origen.

Entre los ejemplos de denominaciones de origen protegidos en los Estados parte en el Arreglo de Lisboa relativo a la Protección de las Denominaciones de Origen y su Registro Internacional cabe mencionar “Burdeos” para el vino producido en la región de Burdeos (Francia), “prosciutto di Parma” - es decir, jamón de Parma – para el jamón producido en la provincia de Parma (Italia) o “Habana” para el tabaco cultivado en la región de La Habana (Cuba).

¿Por qué hay que proteger las indicaciones geográficas?

Los consumidores perciben las indicaciones geográficas como indicadores del origen y la calidad de los productos.

Muchas indicaciones geográficas han adquirido una reputación que, de no ser adecuadamente protegida, podría ser desvirtuada por algunos comerciantes.

¿Qué diferencia hay entre una indicación geográfica y una marca?

La marca es un signo que utiliza una empresa para distinguir sus propios bienes y servicios de los de la competencia; el titular de la marca goza del derecho a impedir su utilización por terceros.

Una indicación geográfica garantiza a los consumidores que el producto procede de cierto lugar y posee ciertas características derivadas de dicho lugar de producción. La indicación geográfica puede ser utilizada por todos los productores que fabrican productos que comparten cualidades típicas del lugar designado por la indicación geográfica.

¿Cómo se protegen las indicaciones geográficas?

Las indicaciones geográficas se protegen en virtud de la legislación nacional y fundándose en distintos conceptos, como las leyes contra la competencia desleal, las leyes de protección del consumidor, las leyes de protección de las marcas de certificación y leyes especiales de protección de las indicaciones geográficas o las denominaciones de origen.

Las sanciones aplicables van desde mandamientos judiciales que prohíben la utilización no autorizada, a casos extremos como penas de prisión, pasando por la indemnización por daños y perjuicios y las multas.

Comentarios:

0 comments: