Lo último

Otros titulares

Navigation

La guía aérea: definición y funciones


La guía aérea o AWB (por sus siglas en inglés Air Way Bill) es el documento que acredita el contrato de transporte aéreo internacional. Además de tratarse de un documento que acredita el contrato de transporte aéreo, la guía aérea sirve como recibo para el remitente, ya que indica que el transportista ha aceptado los bienes contenidos en la lista y que se compromete a llevar el envío al aeropuerto de destino, de conformidad con las condiciones anotadas en el reverso del original de la guía. Además, la guía aérea sirve como evidencia documentaria de haber completado el contrato y facturas de flete, certificados de seguro y declaración de aduanas.

La guía aérea es emitida por la aerolínea o por el consolidador. Los datos que se expresan en la guía aérea son los siguientes:
  • Expedidor o exportador.
  • Nombre del destinatario.
  • Número de vuelo y destino.
  • Aeropuerto de salida y de llegada.
  • Detalles de la carga: peso, volumen, cantidad, tarifa y descripción.
  • Indicación de que si el flete es pagadero en origen o en destino.
  • Importe del flete.
  • Número de guía aérea.
  • Fecha de emisión.

Ingrese aquí para aprender cómo llenar la Guía Aérea





Asimismo, la guía aérea comprende una serie de formularios de colores verde, rosado, azul y amarillo, cada uno numerados con el mismo contenido y se distribuyen a los demás operadores que participan en el transporte aéreo de la siguiente manera: 
  • El original 1 (de color verde) es para la aerolínea que emite la guía aérea. 
  • El original 2 (de color rosado) es para el consignatario.
  • El original 3 (de color azul) es para el expedidor.
  • La copia 4 (de color amarillo) es la certificación de entrega de la carga al consignatario.
Adicionalmente, existen copias de color blanco requeridas para el transporte. Es imprescindible que todas las copias sean claramente legibles. El usuario es responsable de la corrección de la totalidad de los datos.

Por otra parte, la guía aérea no es un “título valor”, es decir, no transfi­ere ningún derecho de propiedad sobre la mercancía. Por ello, la guía aérea no puede expedirse “a la orden” y debe declararse el consignatario con nombre y apellido y con domicilio exacto. Es decir no es un documento negociable.

El contrato de transporte evidenciado por la guía aérea, no tiene validez legal hasta que haya sido fi­rmada por el usuario (o su agente) y por la aerolínea (o su agente) y concluye con la entrega de las mercancías al destinatario en el punto de destino. De esto se desprende la importancia de que la guía aérea esté correctamente llenada.

Comentarios:

0 comments: