Lo último

Otros titulares

Navigation

Internacionalizar la empresa a través de licencias


En anteriores artículos hablamos sobre la internacionalización a través de la exportación, la apertura de una filial de ventas y la apertura de una subsidiaria de producción. Otra forma de internacionalizar la empresa es mediante LICENCIAS.

En el ámbito de los negocios internacionales, una Licencia es un acuerdo contractual de largo plazo entre dos o más empresas de distintos países, por medio del cual una empresa concede a la otra el derecho de usar un activo intangible (como un proceso productivo, una patente, una marca registrada, un secreto comercial, u otros), a cambio de un pago fijo inicial, una regalía (royalty) o ambas. La regalía es un pago periódico que efectúa la empresa que recibe la licencia a la que la otorga y que puede consistir en un monto fijo por unidad vendida o un porcentaje sobre las ventas o beneficios.

Internacionalizar la empresa a través de licencias es una alternativa a la exportación cuando los fletes son excesivos o cuando existen barreras o restricciones a la importación en el país de destino. Por otro lado, también la licencia es una alternativa ante una inversión extranjera directa (Apertura de una Filial de Venta o Subsidiaria de Producción) cuando se encuentra limitada o prohibida por el país de destino, o cuando existe un elevado riesgo político, o cuando el tamaño del mercado no compensa la inversión, o cuando no se cuenta con todos los recursos suficientes, o cuando el clima laboral o competitivo no aconseja producir allí o simplemente no se desea invertir en el exterior.

Ventajas de internacionalizar la empresa a través de licencias

Para el otorgante es un medio para tener presencia sin invertir capital. La ventaja básica es que su rendimiento sobre la inversión es ilimitada, pues conceder una licencia no cuesta nada, dado que el producto o proceso fue desarrollado con anterioridad.

Mientras para el receptor es un medio para acceder a una tecnología, marca u otro activo o recurso que le costaría mucho dinero, tiempo y esfuerzo desarrollar o conseguir internamente, resultando también favorecidos del prestigio que pueda tener la marca en el mercado exterior.

Desventajas de internacionalizar la empresa a través de licencias

Si bien es cierto la menor inversión implica un menor riesgo, así también se reduce la generación de beneficios al destinar menos recursos propios, dependiendo de las ventas que realice la empresa a la que se le otorgó la licencia.

Se deja el control en manos de terceros (la empresa receptora), lo cual puede afectar su reputación al bajar los niveles de calidad o no respetarse las prácticas comerciales de su visión o misión, hecho que atentará al prestigio de su marca. Por ejemplo, la marca Lacoste de prendas de vestir deportivas de Francia al pasar a USA, fue convertida en producto de moda, con precios y distribución “popular”.

La empresa que concede la licencia, corre el riesgo de estar creando competidores potenciales al extender sus ventas a mercados no establecidos o al crear su propia tecnología. Por ejemplo, el caso de los autos japoneses.

Comentarios:

0 comments: